Los mercados se curan rápido del COVID-19

El Nasdaq está a un 2% de su máximo histórico y el resto de los índices siguen su escalada

Las bolsas superan las caídas de la crisis del COVID y esperan una recuperación rápida./EFE
Las bolsas superan las caídas de la crisis del COVID y esperan una recuperación rápida./EFE
Foto: EFE

Los mercados viven en el optimismo más obstinado. Y desde ese espacio mental el Dow Jones subió el miércoles 527 puntos (un 2.05%) y el S&P 500 se anotó 42 puntos, un 1.36%. El nasdaq se quedó por debajo del 1% en la subida pero queda a un 2% de su récord.

Los inversionistas siguen por un camino que no es el que transitan la mayoría de los ciudadanos en unos meses en los que un virus ha mantenido en casa a todos los trabajadores salvo a los esenciales, las pequeñas y medianas empresas están buscando oxígeno y el desempleo se ha disparado de un mínimo histórico a un máximo de recesión en apenas un mes.

El optimismo de quienes invierte dinero se centra en el hecho de que a pesar de que los casos de conoravirus no están totalmente bajo control en un país en el que también está eme, la actividad económica está activándose. La fractura social por la revuelta ante el racismo tampoco es algo que esté cambiando el curso que se le quiere dar al dinero.

La lectura positiva es que lo peor ya ha pasado, que tanto el Estado como la Reserva Federal están dedicando billones de dólares para dejar lejos el fondo de la crisis, que lo seguirán haciendo y que en cierta medida, parece que está funcionando.

El día comenzó con los datos de ADP, el procesador de nóminas, que anticipó que la destrucción de empleo en mayo podría no ser tan dramática como se estima. Esta empresa ha detectado 2.7 millones de despidos en mayo. Los analistas contaban con unos ocho después de que en abril fueran más de 20 millones los que perdieran su empleo. El viernes se conocerán esos datos.

El miércoles, justo a la hora en la que se cerraban los mercados el Senado debatía una enmienda del PPP, o Paycheck Protection Program, con el que se quiere aliviar la crisis de los pequeños negocios. El objetivo es ampliar el periodo de uso de este préstamo a 24 semanas, en vez de poner el límite a finales de junio, y que se pueda dedicar el 60% en vez del 75% de este dinero perdonable en pagar a los trabajadores.

Así las cosas, el miércoles el S&P500 está por encima de su valoración el 24 de febrero, es decir, que ha dejado muy lejos la caída de marzo debida al COVID, y el Dow Jones también recuperó el 3 de junio los valores que registraba a principios de marzo.