Evita cometer estos errores al usar cloro para limpiar tu cocina

Diluye la cantidad de cloro y agua que usarás en el día, la solución será efectiva para la desinfección hasta por 24 horas

Evita cometer estos errores al usar cloro para limpiar tu cocina
Foto: Shutterstock

El cloro es una de las sustancias que utilizamos con frecuencia para limpiar y desinfectar nuestro hogar, la cocina y el baño suelen ser de los puntos más contaminados, por ello es que ponemos especial esmero en dichos sitios. Eliminar los gérmenes como bacterias y virus, entre ellos el nuevo coronavirus, reduce el riesgo de infecciones.

Es importante aclarar que el uso de cloro, alcohol y otros desinfectantes son para uso en superficies, no en humanos.

Muchas veces en el afán de facilitar nuestras tareas de desinfección o en lo que pudiera parecernos una forma más efectiva, comentemos algunos errores, aquí tres de los cuales debes evitar al usar cloro.

Error 1. No diluir

Pensaríamos que agregar directamente cloro es una mejor manera de matar los gérmenes, pero la realidad es que no es así.

De acuerdo al Instituto de Investigación Scripps, el blanqueador es más efectivo para matar gérmenes cuando se diluye que cuando se usa directamente de la botella. Para la mayoría de los usos, se recomienda una proporción de nueve partes de agua por una parte de cloro.

Para superficies duras, prepare una solución de lejía mezclando:

5 cucharadas (1/3 de taza) de cloro o 4 cucharaditas de cloro por litro de agua a temperatura ambiente.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan al menos 1 minuto de contacto de la solución y permitir una ventilación adecuada durante y después de la aplicación.

Error 2. Usar durante varios días una misma solución de cloro diluido

Diluye la cantidad de cloro y agua que usarás en el día. La solución será efectiva para la desinfección hasta por 24 horas. Habría perdido potencia si quieres usarla al siguiente.

Incluso en su botella original, el cloro se vuelve 20 por ciento menos efectivo a medida que pasa el año.

Error 3. Usar una botella de spray

¿Te has preguntado por qué al rociar la solución parece salir sucia?

Usar una solución de rociador con cloro no es una mala acción en sí, solo que no cualquier botella es la adecuada.

El hipoclorito de sodio activo reacciona con partes metálicas en el conjunto de pulverizador de gatillo ordinario y se crea una solución de óxido.

Para evitar el problema, se necesitan piezas metálicas especialmente tratadas. El problema es menos común en botellas de aerosoles comerciales que contienen cloro ya que han considerado las posibles reacciones.

Vacía tu solución en una botella indicada para tal uso. Debe ser un atomizador oscuro o de paredes gruesas, ya que el hipoclorito o cloro se inactivan con luz solar.