$200 millones demanda madre de niño autista muerto por abusos de padre policía en Nueva York

"A pesar de todas las señales de advertencia, no se hizo nada y el maltrato a los niños continuó", alega la mujer

$200 millones demanda madre de niño autista muerto por abusos de padre policía en Nueva York
El policía Michael Valva y su novia Angela Pollina
Foto: Suffolk County Correctional Facility / Cortesía

Justyna Zubko-Valva presentó una demanda federal de $200 millones de dólares por la pérdida de su hijo Thomas, por cuya muerte en enero fue acusado su padre, Michael Valva, un policía de NYPD.

La madre había perdido la custodia del niño autista de 8 años y sus otros dos hermanos de 6 y 10, por supuesto abuso de poder de Valva.

Thomas murió de hipotermia el 17 de enero en Long Island (NY), después de ser enviado la noche anterior a un garaje inacabado “congelado” en la casa donde vivía con su padre y su novia Angela Pollina, cuando las temperaturas en el exterior cayeron a unos escalofriantes 19 grados F (-7C), dijo a los periodistas la comisionada de policía del condado Suffolk, Geraldine Hart.

La madre alega en la demanda que los tribunales de Long Island, los funcionarios escolares y las agencias de servicios sociales no protegieron al niño de su abusivo padre policía, pese a las muchas señales antes de que muriera congelado en enero.

Zubko-Valva afirma en los documentos judiciales que su hijo autista y sus hermanitos fueron sometidos a años de abusos “completamente prevenibles” a manos de su padre y su novia, ambos detenidos y acusados de homicidio en segundo grado, por presuntamente matar a Thomas al actuar con “indiferencia depravada a la vida humana”.

“Zubko-Valva había presentado pruebas ante el tribunal, CPS (servicios de protección infantil), la policía y los abogados de los niños (Tribunal de Familia) varias veces que mostraban el grave abuso físico, mental y sexual de sus hijos por parte de Valva y Pollina “, dijo el comunicado.

“En lugar de tomar medidas para proteger a los niños y detener su abuso por parte de su padre y su prometida, y reportar las múltiples quejas de abuso que se habían hecho, como lo requiere la Ley de Servicios Sociales del estado Nueva York, los acusados ​​ocultaron la verdad sobre la salud de los niños e hicieron informes falsos, engañosos y deshonestos sobre la señora Zubko-Valva y sus hijos”.

Valva (40), veterano con 15 años en NYPD, recibió la custodia de los tres hijos que tuvo con Zubko a pesar de las repetidas quejas de que los menores estaban siendo abusados. En el hogar también vivían tres niñas de Pollina.

“Los niños con frecuencia llegaban a la escuela con ropa empapada de orina y usando pañales, teniendo accidentes en el baño y sin poder controlar sus evacuaciones intestinales, a pesar de haber sido entrenados para ir al baño años antes”, dice la demanda.

“A pesar de todas las banderas rojas y señales de advertencia, no se hizo nada y el maltrato a los niños continuó”.

“Este caso es horrible y trágico”, dijo Jon Norinsberg, abogado de Zubko-Valva, en un comunicado. “(Michael) Valva estaba protegido porque era un oficial de policía. Si hubiera sido un ciudadano normal, habría sido arrestado y encarcelado” antes por maltratar a sus hijos.

Poco después de la muerte de Thomas, Zubko-Valva recuperó la custodia de sus dos hijos sobrevivientes.

La querella presentada el martes es contra los Servicios de Protección Infantil del Condado Suffolk y varios supervisores; el Distrito Escolar Libre de East Moriches Union y funcionarios allí; la Oficina del Fiscal del condado y la jueza Hope Schwartz Zimmerman, por otorgar la custodia de los niños a su padre, informó New York Post.