Cómo un club sexual de Nueva York está haciendo orgías con distancia social durante la pandemia de COVID-19

El famoso NSFW is back to business
Cómo un club sexual de Nueva York está haciendo orgías con distancia social durante la pandemia de COVID-19
El sexo en grupo puede ser una práctica de riesgo durante la pandemia.
Foto: Shutterstock

El New Society for Wellness, mejor conocido como el NSFW, es un club sexual exclusivo de Nueva York que, por obvias razones, tuvo que limitarse a realizar sus actividades en línea durante la emergencia sanitaria. Pero ahora ha vuelto a las andadas.

El famoso club sexual de Nueva York está haciendo orgías con distancia social, por más contradictorio que suene. ¿Y cómo? Su fundador, Daniel Saynt, le explicó al New York Post cómo están enfrentando las nuevas condiciones sociales a partir de la pandemia de COVID-19.

“Tuvimos que descubrir cómo hacer esto de la manera más segura posible, donde nadie se sienta en riesgo o en peligro, pero aún así pueda disfrutar”, le contó a la publicación. Así que ahora están siguiendo estrictas medidas de higiene y están imponiendo algunas restricciones en los encuentros sexuales.

Entre las nuevas reglas, creadas por Saynt, se encuentran someterse a un control de temperatura obligatorio antes de entrar, usar mascarilla y guantes, llevar una muda adicional de ropa limpia en una bolsa de plástico y utilizar todo el tiempo las estaciones de sanitización que se encuentran por todo el club.

Adicionalmente, el establecimiento que cuenta con un área de 3,000 pies cuadrados, sólo admite a 20 miembros a la vez, lo que representa el 10 por ciento de la capacidad del lugar; y nadie puede experimentar “sexo nuevo”, es decir, el coito se limita a la pareja con la que un miembro llega al club. Es una forma de probar el lado exhibicionista y voyeurista de cada quien, expresó Saynt.

En su regreso a las actividades, el NSWF realizó un “sex-tival” con experiencias mixtas y candentes, llamado “Relief”: por un lado, a través de internet transmitió talleres y bailes eróticos por $10 dólares para los miembros, y $25 dólares para los que se acercaron por primera vez. Los pocos miembros que pudieron asistir en persona, pagaron $50 dólares. Su próximo evento tratará sobre el “shibari”, una práctica japonesa que consiste en realizar atados con cuerdas.

Tonight, the NSFW Clubhouse (virtual and our Soho location) opens up for Learn the Ropes, our weekly shibari play party….

Posted by NSFW on Thursday, June 18, 2020

Desde la perspectiva de Saynt, la práctica de este tipo de negocios seguirá combinando la experiencia virtual con la experiencia presencial, manteniendo las medidas de higiene necesarias.

Para ser miembro del NSFW, que se define a sí mismo como “un club privado para aventureros”, es necesario presentar una solicitud que incluye un cuestionario detallado y que será revisado por un consejo para determinar si el aspirante es aceptado o no. El proceso puede tardar hasta cuatro semanas. Una vez aprobado, la cuota mensual de membresía es de $20 dólares.