¡Arriesgó su vida! Max Rohskopf, peleador del UFC, pidió a su entrenador que parara la pelea y éste se rehusó

Tras este hecho, la NSAC investigará al entrenador

¡Arriesgó su vida! Max Rohskopf, peleador del UFC, pidió a su entrenador que parara la pelea y éste se rehusó
Austin Hubbard golpeando a Max Rohskopf.
Foto: Chris Unger/Zuffa LLC / Getty Images

En un deporte de contacto tan arriesgado como las artes marciales mixtas, es sumamente importante cuidar la integridad física de los peleadores y eso es algo que Robert Drysdale, entrenador de Max Rohskopf de la UFC no hizo en su última pelea.

Días después de que se llevara a cabo UFC Vegas 3, comenzó a circular un video en internet en el que se aprecia a Rohskopf en su esquina en malas condiciones y pidiéndole a Drysdale que detenga la pelea, mientras que su entrenador se rehusaba y lo motivaba para seguir peleando.

En el video se puede apreciar a Rohskopf pidiendo a su entrenador detener la pelea y a Drysdale haciendo oídos sordos y motivándolo a aguantar el tercer round para llegar a la decisión: “Tu eres un maldito campeón. Vamos a ir al clinch. Termina esta ronda de pie para ir a la decisión, ¿okey?”.

Pese a la insistencia del peleador, su entrenador no tiró la toalla y Max tuvo que recurrir a las autoridades de la Comisión Atlética de Nevada, representada por el referee de la pelea,  para que tomara la decisión de detener la lucha y darle la victoria a su rival Austin Hubbard.

Después de que este video saliera a la Luz, Bob Bennett, director ejecutivo de la NSAC, declaró para ESPN que investigará el caso: “No parece que su esquina estuviera cuidando a su peleador. Obviamente él no quería salir”.

Como respuesta, el entrenador Drysdale afirmó que solo quería darle un empujón mental a su peleador: ““Me mantengo firme con lo que hice. Espero excelencia de la gente que entreno porque los amo. Él no estaba gravemente herido y sentí que necesitaba un empujón mental. Esperaría lo mismo de mi entrenador. Volveremos. Max es un campeón”.