Autoridades ponen ‘freno’ a la reapertura interna de restaurantes en NYC prevista en la Fase 3

El Alcalde y el Gobernador anunciaron que hay nuevos riesgos de contagios de coronavirus y por lo cual reevaluarán si abren el interior de estos locales al público
Autoridades ponen ‘freno’ a la reapertura interna de restaurantes en NYC prevista en la Fase 3
Los restaurantes reabrieron en la Fase 2 solo con servicio al aire libre el pasado 22 de junio.
Foto: Ramón Frisneda / Impremedia

Mientras en la ciudad de Nueva York se sigue experimentando una significativa reducción de contagios de coronavirus, en el resto del país los casos se están disparando incluso por encima de los peores niveles vividos en el pico de pandemia en abril, y eso está amenazando con tener un impacto a nivel local. Al constatarse que muchos de los nuevos contagios en otros lugares se están dando en el interior de establecimientos, el alcalde Bill de Blasio y el gobernador Andrew Cuomo anunciaron este lunes que pondrán un ‘freno’ a la reapertura del interior de los restaurantes, lo que estaba previsto ocurra el próximo 6 de julio con el inicio de la Fase 3 en la Gran Manzana.

Ambos funcionarios indicaron que datos de otros estados demuestran que nuevos brotes de contagios se han producido entre clientes de restaurantes que recibieron servicio en el interior de los locales, al igual que ha ocurrido en gimnasios y centro comerciales, y han sido principalmente por el uso de aires acondicionados que estarían esparciendo el virus.

Estamos viendo un problema muy particular con el interior de los restaurantes. Por ejemplo, en Michigan, se dio el caso de 85 personas que se enfermaron por haber acudido a un mismo restaurante, algo que también se ha dado con negocios, no solo restaurantes sino también bares, en varias ciudad de Florida”, especificó De Blasio.

El Alcalde indicó en su rueda de prensa diaria este lunes que la ciudad de Nueva York analizará las experiencias de otros estados, y puso como ejemplo cómo en California ahora se están frenando algunas de las medidas de reapertura que se habían puesto en marcha, sobre todo con este tipo de negocios.

“Luego que mi equipo hablara ayer con el equipo del Gobernador, y tras ambos mostrar un aumento en nuestra preocupación, ahora hemos decidido reevaluar los planes de reapertura del interior de restaurantes en la Fase 3 y sobre esto tomaremos una decisión en los próximos días”, informó De Blasio, añadiendo que la reevaluación será solo en esos locales “pero el resto de los otros negocios que tienen previsto abrir el lunes así lo harán, sin problemas”.

Cuomo, quien también retomó este lunes su rueda de prensa junto a las autoridades de Salud del Estado, también se refirió a la nueva preocupación que hay con este próximo paso en la reapertura. “Servicios en interiores de restaurantes han demostrado que ahora son un problema, y sobre todo por el uso de aires acondicionados, y es allí donde estamos viendo algunas complicaciones”, dijo Cuomo, añadiendo que a esto se une otro serio problema, “que en la ciudad de Nueva York no todos están cumpliendo con las normas de distanciamiento social, sobre todo en concentraciones de personas en las calles, en las esquinas, en las afueras de bares y restaurantes, y eso es responsabilidad de los ciudadanos que no lo hagan y de las autoridades locales de no reforzar las normas”.

Ahora tenemos el nivel de hospitalizaciones más bajo desde que toda esta pesadilla comenzó, con solo 853, y el más bajo porcentaje de muertes por tres días seguido con tan solo 8 fallecidos ayer”, destacó Cuomo. “Y mientras nosotros seguimos mostrando logros y mantenemos nuestros planes de seguir con la reapertura, ahora en la ciudad de Nueva York tenemos estos problemas que debemos analizar antes del inicio de la Fase 3 el lunes”.

Pero sin duda, el Gobernador insistió que uno de los principales riesgos que encara actualmente Nueva York es esa explosión de casos de coronavirus a nivel nacional. El mandatario mostró la maqueta de una montaña para ejemplificar lo alto que habían escalado los neoyorquinos durante 42 días seguidos hasta llegar al pico de la crisis del coronavirus, y tras mantener plana esa cresta por varios días, comenzaron un largo descenso que se ha logrado mantener ahora por dos meses seguidos bajos récords de contagios, y lo que, según dijo, es un gran  logro que está en riesgo en estos momentos por lo que sucede en otras partes del país.

“Estamos en el mismo país, no somos nosotros una isla aparte, y la gente de otros estados va a viajar a Nueva York, y eso es un serio problema, porque si otros tienen una alta tasa de contagios, al final terminarán esparciendo esos contagios en nuestro estado”, advirtió Cuomo.

El mandatario estatal indicó que tras analizar las estadísticas a nivel nacional, se tomó la determinación de evaluar el próximo paso de la apertura que es abrir a los clientes el interior de los restaurantes y este miércoles se informará la decisión final. “Empezamos ya nuestras conversaciones con los dueños de restaurantes, con el Alcalde, el presidente del Concejo y la Contraloría, y analizaremos los datos sobre los riesgos que estos enfrentando si tomamos ese paso”.

“Los restaurantes y bares de la ciudad de Nueva York han sido devastados financieramente y lo menos que pueden pagar ahora es reabrir, volver a contratar y reabastecer solo para que tengan que cerrar nuevamente poco después. Entonces, si bien contamos en los funcionarios de salud pública para evitar otro aumento en los casos, como lo estamos viendo en otros estados y ciudades de todo el país, nuestras pequeñas empresas necesitan con urgencia certeza y apoyo inmediato en el alquiler, en las expansión de los espacios para servir al aire libre y otras políticas responsables si en verdad se espera que tengan una posibilidad real de supervivencia y recuperación “, dijo Andrew Rigie, director Ejecutivo de NYC Hospitality Alliance

Uso de filtros

Una de las medidas que según Cuomo se analizará para poder determinar la apertura del interior de los restaurantes es el uso de filtros en los aires acondicionados que pueden ayudar a frenar al coronavirus e, incluso, ya se están analizando algunos probados por la NASA.

“Estos son sistemas que pueden filtrar partículas muy pequeñas incluyendo las del COVID. Y el uso de estos sistemas será obligatorio en muchos locales, incluyendo los grandes centros comerciales, pero también estamos pensando si lo recomendamos también en las oficinas y los pequeños negocios, a los cuales les daríamos asesoramiento”, dijo Cuomo.

Cuomo reta a Trump con la máscara

“El Presidente puede hacer dos cosas. Primero, firmar una orden ejecutiva que obligue a todos usar una máscara. ¿Cómo estamos en este punto como nación y todavía no hemos dado ese paso simple, fácil y mínimo de decir que debes usar una máscara cuando estás en público? El Presidente no tiene que aprobar una ley, no tiene que llamar al Congreso, solo debe firmar una orden ejecutiva diciendo que se debe usar una máscara”, dijo Como, mostrando un fotomontaje con la imagen de Donald Trump con un tapaboca.
El Gobernador agregó que lo segundo sería: “Que el Presidente lidere dando el ejemplo, y debe ponerse una máscara porque sabemos que eso funciona. Hemos demostrado que funciona en el estado de Nueva York”.