Avistan a un tiburón agonizante en Queens en víspera de abrir playas tras coronavirus

El escualo sangrante de 7 pies (2.1 metros) murió poco después de dejarse arrastrar hacia la orilla

Un tiburón de 7 pies (2.1 metros) apareció nadando y luego murió en Rockaway Beach (Queens) ayer, sólo dos días antes de que finalmente las playas de la ciudad abran para bañistas tras la pandemia del coronavirus.

Desde la orilla de Beach 100, el escualo fue divisado nadando alrededor de las 2:30 p.m., a sólo 10 a 15 pies de distancia de donde la gente estaba sentada en la arena.

Cientos de visitantes pronto se saltaron los protocolos de distanciamiento social mientras pululaban para observar el gran pez con su distintiva aleta vertical, un ícono de  las películas de terror.

“Toda la (gente en la) playa llegó a la orilla … y comenzó a gritar” ¡Tiburón!”, dijo la testigo Regina Cantoni al New York Post. “Fue interminable”, agregó. “Todos querían obtener una foto del tiburón”, pero no podían por miedo. Además, técnicamente las aguas siguen cerradas por la pandemia hasta el miércoles 1 de julio.

En un momento, el tiburón pareció dejarse arrastrar a la orilla con la marea. “Lucía herido porque yo pude detectar algo de sangre en el cuerpo“, dijo Cantoni.

Fotos publicadas después en Twitter por Rockaway Times mostraban a la criatura marina salpicada de sangre en la arena.

El Departamento de Parques de NYC dijo que el tiburón Thresher resultó herido después de ser atrapado en un embarcadero en Beach 86, y luego murió.

El animal llegó nadando a Beach 102, dijo la portavoz. Luego “el personal del Departamento retiró y desechó el cuerpo de manera adecuada”.

Las ocho playas públicas de NYC reabrirán para nadar este miércoles, sumando en total 14 millas para la recreación. En lo que va de verano, estos balnearios han estado abiertos para tomar el sol y caminar, pero no para entrar al agua.

El cierre de los balnearios de NYC provocó tensiones en condados vecinos, que han limitado el acceso para evitar la llegada masiva de visitantes, criticando al alcalde Bill de Blasio, en lo que se ha llamado “la guerra de las playas”.

En tanto, algunas playas estatales de Nueva York y Nueva Jersey sí abrieron en Memorial Day, cuando en EE.UU. comienza tradicionalmente el verano.