Abrirán 15 de las 53 piscinas públicas de Nueva York, pero sólo al final del verano

Desde hoy se puede acceder al mar en 14 millas de costa de NYC; para las piscinas hay un mes más de espera

Abrirán 15 de las 53 piscinas públicas de Nueva York, pero sólo al final del verano
Tras el encierro de la pandemia, muchos sueñan con zambullirse
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Alrededor de una cuarta parte de las piscinas públicas al aire libre de la ciudad que se han mantenido cerradas debido a la pandemia  y la crisis presupuestaria asociada, abrirán finalmente al público el 1 de agosto, por cinco semanas, según documentos presupuestarios publicados por el Ayuntamiento anoche.

El Departamento de Parques de NYC abrirá 15 de sus 53 piscinas en los cinco distritos, aunque sólo sea hacia el final del verano, pues la temporada termina en Labor Day, que este año será el 7 de septiembre.

La selecta lista incluyen Crotona, Mullaly y Haffen en El Bronx; Sunset, Betsy Head y K-Pool en Brooklyn; Hamilton Fish, Jackie Robinson, Wagner y Marcus Garvey en Manhattan; Astoria, Liberty y Fisher en Queens; y Lyons y Tottenville en Staten Island.

El alcalde Bill de Blasio y el Concejo Municipal acordaron restablecer $9.9 mil millones de dólares al presupuesto del Departamento de Parques para contratar a 716 socorristas, personal de piscinas y financiar aspersores y fuentes de agua.

De Blasio había recortado el presupuesto total de $12 millones de dólares para piscinas públicas en abril por preocupaciones de seguridad relacionadas con el coronavirus mientras examinaba una gran crisis presupuestaria por la caída de los impuestos que normalmente genera la actividad comercial, acotó New York Post.

Sucederá exactamente un mes después de que hoy finalmente las ocho playas públicas de NYC abran para nadar, sumando en total 14 millas para la recreación. 

En lo que va de verano, estos balnearios sólo habían estado abiertos para tomar el sol y caminar, pero no para entrar al agua.

El cierre de los balnearios de NYC provocó tensiones en condados vecinos, que han limitado el acceso para evitar la llegada masiva de visitantes, criticando al alcalde Bill de Blasio, en lo que se ha llamado “la guerra de las playas”.

En tanto, algunas playas estatales de Nueva York y Nueva Jersey sí abrieron en Memorial Day, cuando en EE.UU. comienza tradicionalmente el verano.