El gobierno de Cuba reconoce que un joven negro murió por disparos de la policía

La familia de la víctima pide que el hecho no quede impune. El caso desató una ola de críticas en redes sociales
El gobierno de Cuba reconoce que un joven negro murió por disparos de la policía
Foto: Twitter

Tras días de denuncias en redes sociales, el gobierno de Cuba reconoció a través de su Ministerio del Interior la muerte de Hansel Ernesto Hernández Galiano por los disparos de un policía.

“El Ministerio del Interior lamenta el fallecimiento de un ciudadano durante un enfrentamiento policial en el municipio de Guanabacoa”, se lee en un comunicado de prensa publicado el 27 de junio en la edición digital del oficialista diario Granma.

Desde la pasada semana, las redes sociales de la isla se habían hecho eco de la muerte de Hernández Galiano y denunciado el hecho como brutalidad policial contra un joven negro.

Todo comenzó el 25 de junio, cuando una mujer en Facebook publicó la foto de un joven afrocubano muerto que, según dijo, había sido víctima de la policía nacional un día antes.

“Siento un profundo dolor por el asesinato de mi sobrino Hansel Ernesto Hernández Galiano cometido en la mañana de ayer en La Lima, Guanabacoa (en el este de La Habana), por dos patrulleros (policías)”, escribió Lenia Patiño, que se presenta como la tía del joven.

“Nosotros, los familiares pedimos con clemencia que este hecho tan cruel a manos de nuestra supuesta seguridad nacional de ninguna manera quede impune. Porque un policía, un uniforme, no da derecho a asesinar de tal manera a nadie”, agregó.

Qué dicen las autoridades

Según la versión oficial, Hernández Galiano, de 27 años, fue sorprendido “in fraganti” mientras robaba “piezas y accesorios de un paradero de ómnibus” y “se dio a la fuga” cuando los agentes trataron de identificarlo.

“Como parte de las investigaciones realizadas, hasta el momento, se pudo establecer que durante la persecución -a la carrera, a lo largo de casi dos kilómetros- por un terreno irregular, el individuo para evitar ser detenido agredió con varias piedras a uno de los policías, una de las cuales lo golpea en la entrepierna, otra el lateral del torso y una tercera le disloca el hombro y lo lanza al piso”, indica el comunicado.

“En el intervalo en que el agresor lanza las piedras, el militar realizó dos disparos de advertencia. Acto seguido y debido al peligro para su vida por la magnitud de la agresión, el policía riposta desde el piso efectuando un disparo con su arma de reglamento que impacta al individuo y le provoca la muerte”, agrega.

El informe oficial, que no se refiere al segundo polícia mencionado por la familia de la víctima, “lamenta el fallecimiento de esta persona, en la circunstancia antes descrita” y asegura que el joven tenía antecedentes penales y “se encontraba en libertad condicional”.

BBC Mundo intentó comunicarse con la Policía Nacional Revoluciona de Cuba, pero no obtuvo respuesta hasta el momento de publicar esta nota.

Qué dice la familia

En la publicación de la denuncia realizada en Facebook, Patiño asegura que la familia considera que se trató de un “asesinato” y que la acción policial no fue justificada dado que Hernández Galiano no portaba armas en el momento de la persecución.

“Por qué entonces tuvieron que acudir a su arma de fuego y quitarle un hijo a una madre, a un padre, un sobrino a su tía, un hermano a su hermanita menor… Constando que JAMÁS (sic) estuvo armado, por favor, justicia”, escribió.

Varios medios independientes de Cuba también han reportado que el joven fue impactado por la espalda y que su cadáver fue cremado como medida higiénica por la pandemia de covid-19. Se desconoce si fue sometido a una autopsia y cuáles fueron los resultados de la misma.

BBC Mundo intentó contactar con la familia de Hernández Galiano, pero no fue posible entrevistar a ninguno de sus familiares. Una fuente cercana a los mismos le aseguró a BBC Mundo que decidieron dejar de hablar tras haber recibido amenazas de las autoridades.

Las autoridades no informaron de momento la identidad del policía implicado y se desconoce si fue suspendido o si se tomó alguna medida disciplinaria en su contra tras los sucesos de la pasada semana.

Otros señalamientos

Luego de la muerte de Hernández Galiano, varios medios independientes rescataron la historia de otro joven negro supuestamente baleado por la espalda por la policía el año pasado en la oriental provincia de Holguín.

“Hechos como estos siempre han sucedido, lo que ahora por primera vez se están haciendo públicos a través de las redes sociales y han tomado otro contexto con las protestas internacionales por la muerte de George Floyd”, señala el jurista Eloy Viera Cañive sobre el afroestadounidense muerto el 25 de mayo tras ser detenido por la policía de Minneapolis, lo que generó una ola de protestas en todo el mundo.

En abril, dos policías cubanos fueron acusados de violar a dos menores de edad en La Habana y este mes fueron sentenciados a penas de seis y ocho años de cárcel.

Los artistas opositores Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo presentaron una denuncia de abuso policial ante la Fiscalía Militar de La Habana por haber sido golpeados por varios agentes, y en junio, la activista Roxilene González, miembro del grupo opositor Damas de Blanco, denunció un supuesto hecho de violencia policial contra su hijo de 16 años.

Durante la actual pandemia de coronavirus, también se han denunciado hechos de brutalidad policial entre los oficiales que custodian las largas colas que se forman como resultado del desabastecimiento que sufre la isla.


*Esta nota fue reeditada para reflejar más claramente las posturas de los familiares de la víctima y las autoridades y el contexto en el que ocurrieron los hechos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.