5 señales que advierten cuándo no debes comprar un auto usado

Invertir en un auto usado no es cualquier cosa, por ello deberás poner especial atención en algunos componentes que te darán pistas para saber si el auto usado a comprar es buena alternativa o no

Ford Focus HB.
Crédito: Pexels.
Ford Focus HB. Crédito: Pexels.
Foto: PEXELS

Comprar autos usados es una manera sencilla de ahorrar dinero y con la cual puedes hacerte de una unidad en buen estado y que te deje satisfecho con la inversión que has realizado, sin embargo, también representa un riesgo, pues si no estás bien informado de lo que estás comprando, podrías realizar la peor inversión de tu vida.

Para saber si el auto usado que estás por comprar es una buena opción, debes tomar en cuentas diversos aspectos, y, de acuerdo con el portal El Universal, hay 5 señales de alerta a las que debes poner atención detallada y que te confirmarán si debes rechazar el vehículo aunque el vendedor te ofrezca un “excelente precio”.

1. Carrocería desalineada

Si el exterior del auto no sigue sus líneas naturales de diseño, es una señal de alerta, pues podría indicar la presencia de un aparatoso golpe o un accidente que, aunque lo hayan reparado, pudo dejar secuelas graves en la mecánica del auto.

Si el panel del auto está desalineado, podría ser indicativo de un accidente mayor, lo cual muy probablemente pudo causar afectaciones en el chasis del auto y componentes mecánicos importantes.

Es recomendable siempre revisar que los contornos de las puertas, marcos, cajuela y cofre estén alineados como debe de ser y que no muestren espacios irregulares.

2. Interiores en mal estado

Revisa que no haya rasgaduras o daños grandes en las vestiduras, pues de haberlos te resultará caro restaurarlas. Revisa también si la alfombra tiene una especie de mancha o decoloración, si es así, podría ser un indicio de una posible inundación y por lo tanto el auto podría presentar serios problemas eléctricos.

3. Presión por vender el coche

Si el dueño del auto usado que estás por comprar tiene una inexplicable precipitación por vender el coche a toda costa, es posible que solamente esté buscando deshacerse de un problema antes de que sea demasiado tarde. De igual manera, aléjate de aquellos vendedores que usen técnicas de negociación agresivas.

Recuerda, el comprador siempre tiene la última palabra y debe de ser el rey de la negociación. 2.

4. Testigos de tablero prendidos

Es común que un auto usado tenga encendido el testigo de “check engine”, y el vendedor te dirá que es por desgaste natural, sin embargo, no debería de ser así.  Ante esta situación lo mejor será llevar contigo un mecánico de confianza que disponga de un lector OBD, para conectarse al puerto del automóvil e indagar a fondo todas las advertencias de malfuncionamiento y sus motivos.

5. Humo por el escape

Existen diferentes tipos de humo que emite un auto usado. Si es una ligera nube de humo blanco al encender el coche, es normal, pues es el resultado de la condensación y no es motivo de pánico. Sin embargo, si manejamos y después de un buen rato sigue lanzando este tipo de humo, puede ser señal de una fuga de agua a la cámara de combustión, indicando daño en la cabeza de los cilindros o juntas rotas, algo que sería caro de reparar.

Si notas humo negro, estamos ante un auto que tiene una mezcla estequiométrica con irregularidades en el oxígeno, así que el filtro de aire, sensores y cuerpo de admisión podrían tener un problema.

El peor de los casos será cuando notemos humo azul, pues es un claro indicativo de fugas de aceite al interior de la cámara de combustión, lo que necesitará una fuerte cantidad de dinero y piezas para ser reparado en su totalidad.

**********

Te puede interesar.