Nueva York entra a la Fase 3 con el transporte 100% operativo

Nueva York entra a la Fase 3 con el transporte 100% operativo
A partir de la Fase 3, según las autoridades, unas 50,000 personas adicionales usarán el sistema de transporte público.
Foto: Getty Images

NUEVA YORK. – Los neoyorquinos tienen ahora más opciones de transporte, con frecuencias casi al nivel de antes de la pandemia de COVID-19, lo que hace avizorar un panorama esperanzador, reveló el presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), Pat Foye, al tiempo que la ciudad de Nueva York entró este lunes en la Fase 3 de reapertura

Según el ejecutivo, el sistema público de transporte  está al momento operativo en alrededor de 1.1 millones de usuarios en el metro y un poco más de 1 millón en los autobuses, lo cual, dijo, es una mejora significativa dentro del proceso de recuperación, pero palidece en importancia ante los 7,6 millones que usaban en promedio el transporte entre semana, antes de la pandemia.

Tanto el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, como el presidente de la agencia de transporte, anticiparon que a partir de esta fase, unas 50,000 personas adicionales usarán las instalaciones de la MTA.

La MTA ha aumentado el servicio de autobuses en Manhattan al 100%. El metro está operativo al 100% y se ha agregado un nuevo servicio de autobús expreso nocturno, el M99 desde Midwood en Brooklyn hasta el Upper West Side de Manhattan, entre las principales novedades que podrán encontrar los neoyorquinos en esta Fase 3.

“Ahora que las personas están volviendo al trabajo y están comprometiendo sus vidas nuevamente de muchas maneras, nos corresponde a todos asegurarnos que este proceso se cumpla de manera segura”, comentó de su parte el alcalde De Blasio.

El alcalde reconoció que la MTA ha estado haciendo un gran trabajo y que es importante que lo sigan haciendo, para lograr que más personas regresen al metro y los autobuses.

“Es una buena señal de que las personas se sienten cada vez más cómodas y listas para usar el transporte público. Pero, de nuevo, háganlo de manera segura con mascarillas, respetando el distanciamiento social, recordando lo importante que es para los demás, para su familia, para usted mismo, mantenerse a salvo”, subrayó el alcalde.

La MTA espera que el número de pasajeros aumente gradualmente en las próximas semanas, especialmente después del fin de semana del Día del Trabajo, cuando más trabajadores de cuello blanco regresen a las oficinas, dijo Foye.

Foye también reiteró a los neoyorquinos la importancia de que todos los usuarios deben es usar mascarillas.

“Las mascarillas son obligatorias en el transporte público, y los trabajadores de la MTA tienen cubiertas faciales gratuitas disponibles para aquellos que lo necesiten”, insistió el ejecutivo al tiempo de agregar que se ha agregado más frecuencias de servicio en el Metro-North, en el sistema de trenes suburbanos de Long Island y de Staten Island.

“También estamos desinfectando con frecuencia los vagones de los trenes, las estaciones de metro, los autobuses. Hemos hecho todo lo posible para minimizar los riesgos de salud pública para nuestros usuarios y nuestros empleados”, insistió Foye.

No habrá incremento en las tarifas

A pesar de la disminución de los ingresos, Foye dijo que “no van a hacer un aumento de tarifas relacionadas con la pandemia”.

Sin embargo, la MTA tiene un aumento de tarifa planificado, que es parte de su plan presupuestario al 2% anual.

La MTA aprobó un plan de capital histórico de $ 51.5 mil millones hace aproximadamente un año. Al referirse a los efectos que devendrían como efecto de la pandemia Foye expresó.

“Obviamente, el plan de capital se verá afectado por la pandemia en formas que se verá en los próximos meses y trimestres. Invertiremos en las áreas dónde están nuestros pasajeros y nos centramos en sus necesidades”.

Defensores: “que se prioricen las necesidades”

Al respecto, los defensores de los usuarios del transporte público han venido instando al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo,  como a la MTA, a priorizar las necesidades de servicio de los trabajadores esenciales y los neoyorquinos que dependen del sistema de tránsito.

En medio de la pandemia por el nuevo coronavirus, los ingresos por pasajeros y peajes disminuyeron drásticamente. Debido a las restricciones impuestas, la afluencia de usuarios del sistema público de transporte se redujo en un 75%, en consecuencia, los ingresos por el pago de tarifas de transporte cayeron un 90%.

En su momento, la MTA estimó pérdidas de casi $ 100 millones por semana por la reducción de la tarifa y el cobro de peajes durante la pandemia.