Exigen mayores protecciones de ley contra el COVID-19 en sitios de trabajo

Empleados, activistas y líderes comunitarios hicieron un llamado a las autoridades estatales y municipales para garantizar el cumplimiento estricto de las normas de salud en el ambiente laboral

Exigen mayores protecciones de ley contra el COVID-19 en sitios de trabajo
Exigen mayores protecciones contra el COVID-19 en sitios de trabajo
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

La Ciudad de Nueva York inició su Fase 3 de reapertura el lunes pasado, y con el aumento de trabajadores regresando a sus empleos, una de las grandes preocupaciones de muchos neoyorquinos y de las autoridades es evitar que los sitios de trabajo se conviertan en focos de propagación de contagios del COVID-19.

Y aunque el alcalde Bill de Blasio y el gobernador Andrew Cuomo han asegurado que la gran mayoría de empleadores están siguiendo las normas exigidas para garantizar el bienestar de la fuerza laboral que poco a poco ha ido retomando labores, líderes y activistas denunciaron este martes que muchos patronos están burlando las reglas de protección de sus empleados.

Así lo aseguró en una manifestación que tuvo lugar en Jackson Heights, Queens, Maritiza Silva-Farrell, directora de la organización ALIGN NY, tras mencionar que tras varias semanas de haber iniciado la Gran Manzana su transición hacia la reactivación, la protección de los empleados esenciales, mayormente latinos y negros, está lejos de ser una realidad.

“Los casos y las hospitalizaciones de COVID-19 están aumentando a nuevas alturas en todo el país. Sin embargo, nuestros trabajadores esenciales, en su mayoría trabajadores negros y latinos, permanecen inadecuadamente protegidos, meses después del cierre de Nueva York”, denunció la activista. “¿Cuántas muertes más entre nuestros trabajadores de primera línea se necesitarán para proporcionar protecciones básicas de sentido común?”.

Sonia Singh, codirectora de la Alianza de Trabajadores de la Cadena Alimentaria, destacó además con preocupación que la gran mayoría de los 20,000 muertos que ha dejado la pandemia en Nueva York, han sido hispanos y personas de color y que todavía cuando miles de trabajadores están volviendo a sus puestos, las protecciones no se están dando.

“A medida que las empresas vuelven a abrir en todo el estado, se les pide a miles de trabajadores de alimentos que regresen a lugares de trabajo inseguros”, dijo la líder comunitaria. “Y los trabajadores esenciales que nunca dejaron de trabajar, la mayoría de los trabajadores negros y latinos, todavía no tienen las protecciones obligatorias que necesitan”.

Durante la manifestación, los activistas exigieron a la Administración Cuomo y a la Legislatura estatal que incrementen, a través de leyes más fuertes, las garantías para que los trabajadores puedan estar en ambientes totalmente seguros protegiéndose a sí mismos y a sus comunidades. Dentro de sus peticiones solicitan que todos los trabajadores reciban equipo de protección personal (EPP), que las empresas permitan a los trabajadores distanciarse socialmente y que quienes denuncien fallas estén protegidos contra represalias.

Clemente Rodríguez, originario de Puebla, quien trabaja como repartidor de comida en un restaurante de Brooklyn, mencionó no solamente las dificultades que la pandemia del COVID-19 ha dejado en sus finanzas, sino la falta de acciones de los empleadores para protegerlos de riesgos.

“A nosotros recién nos dieron mascaras y elementos de protección, luego de exigirle al restaurante mucho tiempo que lo hiciera. Hemos trabajado sin parar y no hemos visto ninguna preocupación real ni de Cuomo ni de De Blasio para que se garantice nuestra protección”, dijo el trabajador, padre de tres niños. “Le pido a Cuomo que haya medidas serias para cuidarnos, porque parece que por ser indocumentados no nos toman en cuenta ni en las ayudas ni mucho en menos en protegernos”.

Richard Blum, abogado de la Unidad de Derecho Laboral, de Legal Aid Society, explicó que la petición hecha al gobernador es que se promulguen leyes más claras que dicten lineamientos y castigos específicos para meter en cintura a los empleadores que no han asumido la protección de su personal con seriedad.

“Nueva York necesita intensificar e intervenir donde el gobierno federal se ha negado a hacerlo. Los trabajadores en todo el estado necesitan estándares establecidos y exigibles en el lugar de trabajo para proteger su salud y sus vidas contra el COVID-19, así como para proteger la salud y la vida de sus familias y comunidades”, dijo el defensor. “El Estado debe imponer reglas claras para los empleadores y crear una aplicación significativa de esas reglas para proteger a todos los trabajadores de Nueva York, y especialmente a los de las comunidades negras y latinas que se han visto desproporcionadamente afectadas por la pandemia”.

En la protesta, los activistas mencionaron que los trabajadores más afectados están siendo los de industrias como el transporte, la atención médica, la construcción, el comercio minorista, restaurantes, las tiendas y las lavanderías, entre otros.

“La pandemia de COVID-19 continúa representando una amenaza existencial para las enfermeras, los trabajadores esenciales y el público en general, por eso Nueva York necesita ingresar a la fase 3 de manera responsable”, dijo Sean Petty, miembro de la Junta de la Asociación de Enfermeras del Estado de Nueva York. “Ya hemos visto el impacto desproporcionado que esta crisis económica y de salud pública ha tenido en las comunidades de bajos ingresos y las comunidades de color, y necesitamos fuertes intervenciones del Estado de Nueva York, incluida una legislación sin precedentes para proteger a los trabajadores esenciales, para abordar estas desigualdades y centrar las comunidades más afectadas”.

Maria LLivicura, de la Asociación de trabajadores de salones de uñas de Nueva York, aseguró que si no se toman medidas más fuertes para proteger a los trabajadores, habrá mayores contagios y muertes innecesarias.

“Incluso antes de la pandemia del COVID-19, más del 80% de los trabajadores experimentaron el robo de salarios en la industria del salón de manicura, donde los propietarios ya no proporcionaban el equipo de protección personal adecuado para los trabajadores, y ahora que la ciudad está entrando en la Fase 3, la principal preocupación de nuestros miembros es que las cosas empeoren”, dijo la trabajadora.

La Administración Cuomo ha defendido su proceder asegurando que las localidades deben garantizar el cumplimiento estricto de las normas de seguridad impuestas por el Estado, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y el suministro de geles antibacteriales y ha amenazado con cerrar sitios que no cumplan los mandatos.

¿Que garantías exigen los trabajadores?

  • Que todos reciban equipo de protección personal (EPP)
  • Que las empresas permitan a los trabajadores distanciamiento social
  • Que quienes denuncien fallas en cumplir las normas estén protegidos contra represalias
  • Que haya equipos de limpieza como geles antibacteriales
  • Que se suministren otros elementos necesarios dependiendo cada industria
  • Que los empleadores que no cumplan su responsabilidad sean sancionados