Madre da a luz a trillizos y todos sobreviven al coronavirus

Los trillizos, Isabella, Nathaniel y Adriel, nacieron sanos por cesárea el pasado 4 de junio.

Maggie Sillero tenía 28 semanas de embarazo, y esperaba trillizos, cuando recibió la aterradora noticia de que tenía Covid-19.

Cuando acudió alHospital de la Mujer de Texas, en Houston, el pasado 8 de mayo, no estaba enferma. Tampoco mostró ningún síntoma de coronavirus previamente.

Fue ingresada para observación porque se la consideraba de alto riesgo y su médico quería controlar su salud y la de sus bebés durante las últimas semanas del embarazo.

Le realizaron la prueba del virus. Sillero no había salido de su casa desde marzo, por lo que pensó que el test solo era por precaución y mera rutina, informa CNN.

“Cuando recibí la noticia de que había dado positivo, fue muy impactante. No podía creerlo”, dijo al mencionado medio.

Sillero dijo que su madre y su hijo de 5 años, Alexander, dieron negativo, a pesar de que todos habían estado juntos. Por suerte, mientras ella permaneció en el hospital, su madre pudo cuidar a Alexander.

Estar lejos de su familia fue difícil, pero pudieron FaceTime y los enfermeros estaban con ella y le hablaban, a pesar de que tenían que usar todo su equipo de protección.

“Llegué a conocerlos personalmente, lo que fue genial”, dijo. “Sentí que había hecho nuevos amigos. Así que no me sentía sola en ese momento”.

Una de las enfermeras era una de las amigas de la infancia de Sillero, a quien no había visto desde que estaban en la secundaria. Se sentía muy cuidada y arropada en el hospital.

Sillero fue examinada regularmente y el 4 de junio, cuando estaba en su semana 32, le hicieron la prueba de nuevo y obtuvo su segundo resultado negativo que indicaba que estaba libre del virus.

No tuvo mucho tiempo para celebrar porque su ultrasonido esa mañana mostró que uno de sus bebés tenía el cordón umbilical envuelto alrededor de su cuello.

Los tres bebés, una niña y dos niños, nacieron por cesárea de emergencia esa tarde.

“Afortunadamente, todo salió bien”, dijo Sillero. “Los médicos se sorprendieron de lo bien que estaban bebés apenas nacieron”.

Al ser prematuros, los bebés permanecieron un mes en el hospital. Este fin de semana por fin regresarán todos a casa, ya que en este tiempo los recién nacidos casi han duplicado su tamaño y siguen muy saludables.