Las 156 razones para que se apruebe un segundo cheque de estímulo, y tal vez más…

Una carta que incentiva el debate

El problema de desempleo por coronavirus continúa en EEUU.
El problema de desempleo por coronavirus continúa en EEUU.
Foto: Shutterstock

Una carta abierta de 156 economistas de una docena de universidades pide que un próximo cheque de estímulo se distribuya de manera recurrente hasta que acabe la crisis económica provocada por coronavirus.

La misiva publicada por Economic Security Project y Justice Collaborative indica que la “incertidumbre generalizada creada por la pandemia de COVID-19 y la recesión ameritan una respuesta polifacética que incluya programas automáticos y continuos y políticas con más pagos directos a familias”.

Indican además que “los pagos directos en efectivo son una herramienta esencial que aumentará la seguridad económica, impulsará el gasto de los consumidores, acelerará la recuperación y promoverá la certeza en todos los niveles del gobierno y la economía, durante el tiempo que sea necesario. Los indicadores ayudarán a las familias a mantenerse a flote e impulsar la actividad económica”.

“Los pagos recurrentes continuos hasta que haya evidencia confiable de una recuperación económica, como un desempleo bajo y en declive, promoverán la certeza para todos los sectores de la economía y para los gobiernos estatales y locales y las agencias federales”, continuaron los expertos.

Entre los firmantes de la carta se encuentra Claudia Sahm, una execonomista de la Reserva Federal; y Jason Furman, un exasesor económico sénior del presidente Barack Obama.

Precisamente, el presidente de la Fed, Jerome Hayden Powell, dijo la semana pasada que cerca del 40 % de los estadounidenses que ganan menos de $40,000 anuales perdió su empleo en marzo.

Las expresiones de Powell se dan en medio de la discusión de un nuevo paquete de estímulo que podría incluir una segunda ronda de cheques a individuos y familias.

Recientes informes de prensa apuntan a que algunos miembros de la Legislatura y funcionarios de la Casa Blanca avalan que un próximo incentivo vaya dirigido exclusivamente a quienes ganan $40,000 o menos.

La próxima semana se espera que el panorama se aclare cuando las sesiones sea retomadas en el Senado federal.