Cómo descongelar carne rápidamente de manera segura

No descongeles la carne en agua tibia

Cómo descongelar carne rápidamente de manera segura
El microondas ofrece una descongelación rápida, pero podría no ser la mejor técnica.
Foto: Kropekk_pl / Pixabay

Tienes el tiempo encima para cocinar y la carne está congelada, ¿qué haces?

Puedes cocinar la carne sin descongelar, es seguro. Aunque debes considerar que la cocción tomará el 50% más del tiempo en que lo haría regularmente el pollo, res u otra carne descongelada.

Pasar del congelador a la plancha podría no ser la mejor idea. El choque de temperatura hará que la carne se contraiga, además de que su cocción será demorada y puede quedar seca. Su textura y sabor no serán los mejores.

Descongelar

La mejor manera para descongelar la carne es en el refrigerador, ya que mantiene la carne a una temperatura segura. ¡Pero tú no tienes tiempo para eso!

El Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria no recomienda descongelar en agua caliente. Señala que hay tres formas seguras de descongelar alimentos: en el refrigerador, en agua fría y en el microondas.

Hay un estudio publicado en el Jounal Food Science señala que el agua caliente es un método que funciona y es seguro en ciertos casos.

En agua fría

Los paquetes de carne pequeños, pollo o mariscos, de una libra aproximadamente, pueden descongelarse en 1 hora o menos.

Coloca la carne en una bolsa de plástico perfectamente cerrada y que no tenga agujeros. Si la bolsa tiene fugas, las bacterias del aire o del entorno podrían introducirse en los alimentos.

Tampoco debe entrar agua a la bolsa para evitar que la carne absorba los líquidos.

Sumerge la bolsa en agua fría del grifo y remplaza el agua luego de 30 minutos.

Un paquete grande de carne de 3 a 4 libras puede tomar de 2 a 3 horas. Pavos enteros, un estimado de 30 minutos por libra.

Una vez descongelados los alimentos deben cocinarse de inmediato.

Bajo el chorro de agua. No es la mejor opción ya que puedes salpicar agua y contaminar con bacterias los alimentos y recipientes cercanos. Aumentando las posibilidades de intoxicación alimentaria. Además, la carne absorberá líquidos.

En el microondas

El microondas ofrece la opción más rápida, de hecho tiene una función de descongelamiento. Úsalo como último recurso ya que el calor puede comenzar a cocinar rápidamente la carne. Esto afectará el color y la textura, ponerse algo masticable.

Después de descongelar en el microondas, siempre debes cocinar la carne de inmediato.

Agua caliente

De acuerdo a un estudio, los filetes de lomo de res se pueden descongelar rápidamente en tan solo 11 minutos en un baño de agua caliente sin afectar la textura o el rendimiento de cocción, al tiempo que se reduce la pérdida por goteo.

Puedes descongelar un filete de no más de una pulgada de grosor en un agua caliente a 39° C (102° F). Debe moverse de la “zona de peligro” que está entre 40 y 140 ° F.

Esta técnica es mejor para filetes, chuletas y partes de pollo. No se recomienda en cortes gruesos como asados, lomo de cerdo, pechuga o pavo porque el exterior permanecerá en la zona de peligro por mucho tiempo.

Al igual que con el agua fría, puedes colocar la carne dentro de una bolsa bien cerrada. Remueve ocasionalmente, mantén el calor real del agua y pon un temporizador para no la dejes en agua caliente por mucho tiempo.

No en agua tibia

No uses agua tibia para descongelar, no es más seguro que dejarlo reposar en el mostrador, ya que somete tu carne a la zona de peligro.

¿Volver a congelar?

Los alimentos descongelados en el refrigerador se pueden volver a congelar sin cocinar.

Los alimentos descongelados en agua fría y en el microondas deben cocinarse antes de volver a congelarlos.

Recomendaciones

No descongeles la carne a temperatura ambiente. Las bacterias tienden a reproducirse y podrían causarte una intoxicación alimentaria.