Nuevo plan de mediación con caseros busca evitar desalojos en NYC en medio del coronavirus

Estará enfocado en los esfuerzos de negociación entre los inquilinos y los propietarios para evitar que los casos lleguen a las cortes

Nuevo plan de mediación con caseros busca evitar desalojos en NYC en medio del coronavirus
La Ciudad alerta que muchos neoyorquinos enfrentan el desalojo por no poder pagar la renta.
Foto: AFP / Getty Images

Las cifras de la pandemia del coronavirus son cada vez más positivas en la ciudad de Nueva York con menos contagios, hospitalizaciones y muertes. Pero hay una parte de esta crisis que sigue sin dar muestras de mejoría y es la dura realidad económica que están enfrentando miles de familias que han perdidos sus ingresos, y al no poder pagar la renta, ahora afrontan la posibilidad de ser desalojadas de sus hogares.

Y para evitar que muchos de estos casos terminen en la Corte de Vivienda y se conviertan en una verdadera pesadilla para los neoyorquinos más vulnerables con la emergencia del COVID-19, el alcalde Bill de Blasio anunció este martes que el Equipo de Trabajo sobre Inclusión Racial y Equidad, creó el nuevo ‘Programa de Mediación de Propietarios e Inquilinos’ que comenzará de inmediato y que estará enfocado en impulsar las negociaciones entre ambas partes, y buscar así una solución consensual al problema de no poder pagar la renta, principalmente en las comunidades más golpeadas por la pandemia.

“Estamos a punto de irnos por un precipicio en la ciudad, por la cantidad de gente que potencialmente puede perder sus hogares y eso lo tenemos que detener, ya sea con ayuda del Gobierno federal con dinero de asistencia para pagar la renta, con el Estado de Nueva York pasando leyes que les permitan pagar en un futuro cuando cuenten con los ingresos, o con nuevas ideas y enfoques de la Ciudad para asegurarnos que nadie sea desalojado”, dijo De Blasio, al presentar la nueva iniciativa enfocada en usar la mediación con los caseros y dar asistencia legal gratis a los inquilinos.

“Con este programa analizaremos de manera más profunda la búsqueda de soluciones, y la idea es resolver los problemas afuera del sistema de las cortes, consiguiendo mejores formas para mantener a las personas en sus hogares”, agregó el mandatario, insistiendo que el objetivo “es garantizar que los neoyorquinos no se vean obligados a abandonar sus viviendas durante esta crisis económica y de salud sin precedentes”.

Con esta mediación, según la Ciudad, se pone el poder de decisión en manos de las partes involucradas, lo que resultará en soluciones prácticas tanto para propietarios como para inquilinos. A través de este proyecto, la organización sin fines de lucro Centros de Resolución de Disputas Comunitarias (CDRC) ayudará a los inquilinos y pequeños propietarios a resolver los problemas de alquiler creados por la pandemia.

El Proyecto de Mediación se encargará de los casos en un entorno en el que ambas partes se sientan seguras, y se dará prioridad a los inquilinos y pequeños propietarios que no tengan representación legal. El objetivo es lograr acuerdos en los casos antes de que lleguen a un litigio y evitar los efectos a largo plazo de un proceso de desalojo que puede conducir al desplazamiento de inquilinos vulnerables.

De Blasio reconoció que, sin duda, “una de las más profundas preocupaciones de las personas en la ciudad es el perder su hogar y no tener un techo seguro para sus familias, porque son muchos los que ahora no tienen dinero para pagar la renta porque perdieron sus trabajos, y están preocupados de ser desalojados”.

Vivir con miedo

“Muchas familias se levantan todos los días preguntándose si podrán pagar la renta el próximo mes. Y es que mientras algunos pudieron pagarla en julio, otros están preocupados sobre qué pasará con ellos si no pueden pagarla en agosto. Y hay otros que ya están retrasados con sus alquileres, y viven con un constante miedo de perder sus hogares”, reconoció Louise Carroll, comisionada del Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda de la Ciudad (HPD).

La funcionaria indicó que el COVID-19 “ha creado un nivel de incertidumbre sobre el futuro en todos nosotros, pero en especial para las comunidades de color, que son las más propensas a enfermarse seriamente y más propensas a perder sus ingresos o sus trabajos por completo”. Carroll agregó: “Hasta hoy, dos millones de neoyorquinos han aplicado por beneficios de desempleo, pero cuando esos seiscientos dólares extras a la semana del Gobierno federal terminen al final de mes, y las moratorias de desalojos finalicen, muchos tendrán grandes dificultades para llegar al próximo mes y encararán amenazas de ser llevados a la corte o ser desalojados”.

El plan busca evitar precisamente que los neoyorquinos que enfrentan esta realidad lleguen a ese punto, ya que las consecuencias de ser desalojados pueden ser devastadoras para las familias, incluyendo a largo plazo al bloquear las posibilidades de los inquilinos de aplicar en el futuro a programas y servicios de vivienda de la Ciudad.

En un sondeo realizado recientemente por grupos comunitarios en los vecindarios más afectados, casi todos los consultados en la Encuesta de Voces de la Comunidad mencionaron la carga de la renta como uno de los problemas principales que enfrentan sus comunidades, y muchos expresaron sus impactos sistémicos entre los neoyorquinos de las minorías.

Para buscar ayuda para la mediación.

  • Los inquilinos elegibles para ser ayudados con este proyecto de mediación que es gratuito serán referidas a los Centros de Resolución de Disputas Comunitarias (CDRC) en cada condado, y cada CDRC administrará la admisión de casos, proporcionará sesiones de mediación y supervisará el seguimiento de los casos de los inquilinos.
  • Indicadores del coronavirus en NYC: