Coronavirus: Asesinato de directora de hospital provoca paro médico en Guerrero

El personal del nosocomio ha denunciado amenazas de muerte por parte de familiares de enfermos de COVID-19
Coronavirus: Asesinato de directora de hospital provoca paro médico en Guerrero
Médicos realizan paro laboral tras recibir amenazas.
Foto: Archivo / EFE

MÉXICO – Tras el asesinato de la directora de un hospital en el estado de Guerrero, el personal médico del nosocimio hace un paro de labores ante temor de sufrir agresiones por parte de familiares de personas fallecidas por coronavirus.

Y es que el fin de semana fue asesinada Mélida Honorato Gabriel, directora de Hospital Básico Comunitario de Huamuxtitlán. El crimen estaría ligado a amenazas que desde hace semanas ha recibido personal médico por parte de familiares de enfermos que han fallecido por COVID-19, acusó el sindicato de trabajadores de salud.

Beatriz Vélez Núñez, secretaria de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTS), informó del paro parcial, en el que el personal médico y administrativo de ese hospital sólo dará servicio de urgencias hasta que avancen las investigaciones del crimen.

Denunció que tras el homicidio, ella habló con los trabajadores, quienes le dijeron que han recibido amenazas de familiares de personas enfermas por coronavirus.

“Ha llegado mucha gente a los hospitales a decir que si no se salva su familiar, van a matar a algún médico o algún personal (del hospital) que los está atendiendo”, denunció la lideresa sindical.

De acuerdo a la funcionaria, la molestia de los familiares se debe a que los pacientes son trasladados a hospitales de Tlapa, Chilapa y Chilpancingo, donde sí existe área COVID.

“En el Hospital de Huamuxtitlán no tiene área Covid y por eso a la gente que tiene ese virus se le traslada a cualquiera de los hospitales de Tlapa, Chilapa o Chilpancingo”, afirmó.

Vélez Núñez dijo que ya solicitó a la Fiscalía que esas amenazas contra el personal médico sean una línea de investigación para que se esclarezca el asesinato de la doctora.

“Solicito al Gobierno Federal, estatal y a los municipales, para que hablen con la ciudadanía para que les digan que deben tener respeto con el personal de salud”, destacó Vélez Núñez en un video que compartió en su cuenta de Facebook.

Exigimos el esclarecimiento y justicia en caso de la compañera Dra. Mélida Honorato Gabriel, Q.E.P.D.

Posted by Beatriz Vélez Núñez "Bety Vélez" on Monday, July 27, 2020

“Era una doctora muy joven, responsable y trabajadora, y estamos exigiendo que se esclarezca su asesinato y se castigue a los responsables”, destacó la líder sindical.

La líder sindical condenó que la ciudadanía realice esas acciones de odio contra quienes están en la primera línea de atención a los enfermos de COVID-19.

“Yo creo que el discurso del Presidente Andrés Manuel López Obrador debe ser de exigencia a la ciudadanía para que respete el trabajo del personal médico de Guerrero y del resto del país”, indicó.

A tres días del asesinato de la directora del Hospital de Huamuxtitlán, la Fiscalía de Guerrero no ha emitido versión oficial de estos hechos o de avances en el caso.

Según los reportes, el viernes por la tarde una camioneta con dos individuos armados interceptó al automóvil en el que iban Mélida Honorato Gabriel y su hermana.

Los hombres descendieron del vehículo y dispararon contra la doctora, quien falleció cuando era atendida por compañeros de su hospital.

Mélida Honorato Gabriel era hija del exregidor y fundador del PRD en Tixtla, Luis Honorato Flores, quien exigió a las autoridades detener a los responsables.

Luis Espinoza, quien encabeza un movimiento en Huamuxtitlán para exigir seguridad en la localidad, señaló que la violencia se ha disparado por dos razones: colusión del crimen con autoridades y la falta de una nueva policía municipal.

Las acciones de seguridad en Huamuxtitlán las tiene la Guardia Nacional.

Aunque no es la primera vez que se amenaza al personal de salud durante la pandemia del coronavirus, sí sería el primer crimen cometido en el marco de la emergencia sanitaria contra un médico.

La semana pasada una enfermera de Durango fue amenzada de muerte por trabajar en un hospital COVID. En la facha de su casa desconocidos escribieron que la quemarían por tener coronavirus, y aunque a ella directamente no la agredieron físicamente, sus perros fueron envenenados, denunció la trabajadora de la salud.

De igual forma, unos médicos de Michoacán fueron agredidos por pobladores, que acusaron a uno de ellos de matar a un familiar que padecía coronavirus.

Los agresores afirmaron que su familiar murió luego de que uno de los médicos le inyectó “algo”.

Los médicos tuvieron que salir de su comunidad porque amenazaron con lincharlos.

Con información de agencias