Vinculan a proceso a exdirector de Pemex por lavado de dinero, no pisará la cárcel por el caso de “planta chatarra”

Emilio Lozoya tendrá brazalete electrónico, pero ahora tendrá audiencia por el caso Odebrecht
Vinculan a proceso a exdirector de Pemex por lavado de dinero, no pisará la cárcel por el caso de “planta chatarra”
Emilio Lozoya, exdirector de Pemex.
Foto: Archivo / Agencia Reforma

MÉXICO – Luego de una maratónica primera audiencia, un juez federal vinculó a proceso al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin por lavado de dinero en el caso Agronitrogenados y ordenó colocarle un brazalete electrónico y vigilancia permanente mientras esté en el Hospital Ángeles del Pedregal, lo que significa que tras ser dado de alta gozará del equivalente a la libertad provisional con la única restricción de salir del país.

“Resuelvo vincularlo a proceso por el delito previsto en el artículo 400 bis, del Código Penal Federal en su redacción del año 2012, es decir, operaciones con recursos de procedencia ilícita, en la modalidad de adquirir un bien inmueble dentro del territorio nacional, con conocimiento de que los recursos utilizados proceden de una actividad ilícita, con el propósito de ocultar el origen o propiedad de dichos recursos con el fin de aparentar una actividad lícita”, dijo el juez de control José Artemio Zúñiga quien imputó Lozoya Austin, pero no le impuso prisión preventiva a pesar de haberse fugado del país el año pasado, aunque sí le recogieron su visa y pasaporte.

La medida cautelar adoptada por el juez consiste en mantener la vigilancia policial a Lozoya mientras siga en el hospital, donde fue internado con anemia tras su extradición desde España el pasado 17 de julio, y la prohibición de salir del país una vez sea dado de alta.
De acuerdo con la versión que ofreció el Consejo de la Judicatura Federal, la FGR no pidió la prisión preventiva justificada de Lozoya para cuando sea dado de alta, no obstante el riesgo de que pueda evadirse, por su antecedente de haber huido del país, por lo que el juez determinó que sea vigilado mediante un brazalete electrónico y que se presente ante la Unidad de Medidas Cautelares dos veces al mes

Lozoya, quien fuera director de (Pemex) entre 2012 y 2016, durante la administración de Enrique Peña Nieto, es acusado de haber adquirido una casa mediante un soborno del empresario Alonso Ancira, director de Altos Hornos de México arrestado en España, a quien luego devolvió el favor cuando Pemex le compró a sobreprecio una planta de fertilizantes inservible.

El exfuncionario dijo que no es “responsable ni culpable” de estas acusaciones además de que la compra de la casa fue anterior al relato de la Fiscalía y la declaró debidamente cuando asumió la dirección de Pemex en diciembre de 2012.

Pero Lozoya no solo defendió su inocencia, sino que aseguró que durante las investigaciones en su contra ha sido “sistemáticamente intimidado, presionado e instrumentalizado”.

“Denunciaré y señalaré a los autores de estos hechos y vuelvo a reiterar mi compromiso de colaborar con las autoridades el Estado mexicano”, añadió.

El exdirector de Pemex fue capturado el pasado febrero en España y aceptó ser extraditado a México tras acordar con la Fiscalía una reducción de su pena a cambio de revelar la identidad de otros implicados en tramas de corrupción en el gobierno de Peña Nieto.

De acuerdo con la transcripción ofrecida por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), ya que la prensa no pudo estar en la audiencia por la COVID-19, el juez concedió a la Fiscalía seis meses para completar la investigación.

Durante la audiencia, la Fiscalía, la Unidad de Inteligencia Financiera del Gobierno y la actual dirección de Pemex pidieron la imputación de Lozoya por el delito de operación de recursos de procedencia ilícita.

Este miércoles, Lozoya está citado a otra audiencia sobre otro caso del que se le acusa, el haber recibido sobornos de la trama Odebrecht utilizados en la campaña electoral y en el Gobierno de Peña Nieto.

Con información de agencias