Prepara el aderezo de dieta más rico, picante y cremoso (sin lácteos)

El aderezo perfecto para tus antojitos mexicanos
Prepara el aderezo de dieta más rico, picante y cremoso (sin lácteos)
Aderezo con grasas buenas y nutrientes que benefician tu salud y te ayudan a cuidar tu peso.
Foto: Shutterstock

En un plan para cuidar tu salud y tu peso no tienes que renunciar a los aderezos siempre y cuando estos sean saludables y no signifiquen una carga de sodio, grasa y calorías vacías.

Tus papilas gustativas quieren ser deleitadas y tu cuerpo necesita grasas para funcionar, dale al cuerpo lo que pide, ¡pero con los ingredientes correctos!

Te presentamos una opción de aderezo cremoso y picante perfecto para tus vegetales, tacos y tostadas. Funciona como un sustituto de crema agria.

Ingredientes

(Rinde 2 tazas)

  • 1 ½ tazas de anacardos crudos
  • ¾ taza de agua
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 2 cucharaditas de vinagre de manzana
  • ½ cucharadita de sal
  • chile verde al gusto

Preparación

  1. Remoja los anacardos durante la noche o cubre con agua hirviendo remoja durante una hora
  2. Vierte toda el agua de remojo y drena los anacardos.
  3. Coloca en la licuadora los anacardos remojados con agua, limón, vinagre y sal.
  4. Mezcla durante unos 3 minutos hasta que lo desee de manera consistente, raspando los lados de la licuadora si es necesario.

Este aderezo puede permanecer durante una semana en refrigeración.

¿Por qué este aderezo es saludable?

No tiene azúcar agregado, es bajo en sodio, sus grasas son buenas y sus ingredientes aportan beneficios a tu salud.

Anacardos

Los anacardos son especialmente ricos en grasas no saturadas, una categoría de grasas vinculada a un menor riesgo de muerte prematura y enfermedades del corazón. Aportan proteína, magnesio, manganeso, cobre, zinc, hierro, tiamina y fibra. Sus nutrientes brindan energía, y favorecen la salud del cerebro, al sistema inmunológico y la salud ósea.

Su rico contenido de fibra y proteína puede ayudar a reducir el hambre y aumentar la sensación de saciedad.

Limón

Los limones son una buena fuente de vitamina C. Favorece la producción de colágeno, la cicatrización de las heridas y mejora la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal y además contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario para proteger al cuerpo contra las enfermedades.

Vinagre de manzana

Agregar 1 o 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana a tu dieta diaria puede ayudarte a perder grasa. Un estudio en humanos señala que además de reducir la grasa, puede disminuir los triglicéridos en la sangre.

El ácido acético en el vinagre de sidra de manzana es la sustancia que favorece la reducción del apetito y aumenta la quema de grasa, según estudios en animales.

Chile

El chile también contiene vitamina C y es rico en compuestos fenólicos (efecto protector frente a las enfermedades cardiovasculares y sus propiedades antioxidantes), vitamina E y otras vitaminas.

Consumir picante estimula la liberación de endorfinas, sustancias propias del cerebro que producen sensación de placer.

Los chiles estimulan el metabolismo y son bajos en calorías. La capsaicina y otros capsaicinoides pueden aumentar el metabolismo en un 4–5% por día, incrementan la quema de grasa y reducen el apetito.