Demandan a LAPD por “criminalizar” a cinco personas” al asociarlas con pandillas

El departamento ha identificado falsamente a miles de personas como pandilleras, según el abogado de los demandantes

Demandan a LAPD por “criminalizar” a cinco personas” al asociarlas con pandillas
La demanda se suma al escándalo de la policía angelina con CalGang.
Foto: Archivo.

Cinco residentes de Los Ángeles demandaron al Departamento de Policía (LAPD) por supuestamente haber sido identificados falsamente como miembros de pandillas por parte de agentes policiales, situación que les ha causado un daño irreparable, informaron este lunes medios locales.

La queja legal, que busca convertirse en una demanda colectiva, fue presentada este domingo y se suma al escándalo descubierto a inicios de año cuando se abrieron investigaciones por la supuesta información falsa de residentes que agentes del LAPD ingresaron a la base de datos CalGang, un programa que registra a sospechosos de pertenecer a pandillas y sus actividades.

Humberto Guízar, abogado de los demandantes, dijo al periódico Los Angeles Times que “el Departamento de Policía utilizó incorrectamente una ley destinada a detener la violencia de las pandillas y la subvirtió hasta el punto de criminalizar a miles de personas”.

La investigación sobre las acciones de algunos agentes se desató luego de que una madre latina denunciara que su hijo había sido identificado de manera errónea como miembro de una pandilla.

Al ser revisado el vídeo de la cámara corporal que portaba el oficial que hizo el reporte, se descubrió una falta de precisión en el proceso, pero aun así el joven fue ingresado en la base de datos CalGang, que es de uso exclusivo de las autoridades y donde figuran sospechosos de pertenecer a pandillas.

El jefe del LAPD, Michel Moore, ordenó una auditoría de la actividad de CalGang tras el escándalo en enero. Un mes más tarde, el Departamento de Justicia de California anunció que también revisaría de manera independiente los registros y políticas del LAPD con respecto a CalGang en respuesta a los informes de abuso de agentes.

Entre los demandantes se encuentra Sara Ochoa, quien alega que trabajó como agente correccional en California hasta que los oficiales del LAPD en enero la clasificaron erróneamente como asociada a pandillas “simplemente por volver a visitar” el vecindario del este de Los Ángeles donde creció, reportó el rotativo.

Otro afectado es Branden Costa, acusado por el LAPD de participar en un tiroteo a pesar de que un vídeo de vigilancia mostró que estaba en otro lugar en el momento del incidente.

“Aunque el señor Costa fue absuelto de todos los cargos, la identificación de pandillas falsamente inventada le siguió y ha plagado su vida todos los días desde entonces, causándole un sufrimiento y daños incalculables”, dice la demanda.

Según el informe más reciente de CalGang, las entradas del LAPD representan casi 25% de los aproximadamente 78,000 registros de la base de datos.

Por orden de la fiscalía de California ningún departamento de policía deberá usar los datos proporcionados por parte de LAPD.