Novia feliz de estar viva después de tremendas imágenes de explosión en Beirut

La novia legó a Beirut tres semanas antes para prepararse para su boda

La Dra. Israa Seblani estaba celebrando su boda, tomando fotos para recordar ese gran día cuando una explosión masiva sacudió Beirut, Líbano,  el martes.

Nunca olvidará ese momento.

La explosión mató a más de 135 personas e hirió a miles. El momento de ella posando cuando la sorprendió el estallido fue captado en vídeo. Las impactantes imágenes circularon en línea y Seblani habló con Reuters sobre la traumática experiencia.

Radiante, con un vestido blanco, largo, y velo, la novia libanesa de 29 años, sonríe y posa para el video de su boda. La escena se descompone por un rugido ensordecedor. La poderosa onda expansiva casi la tira al piso.

Seblani, es una médica que trabaja en los Estados Unidos. Por eso ayudó a los heridos tras la explosión, antes de correr a una plaza del centro de Beirut para ponerse a salvo.

Un día después, ella y su esposo, Ahmad Subeih, de 34 años, un hombre de negocios en Beirut, luchaban por procesar lo que sucedió.

“Me he estado preparando para mi gran día durante dos semanas y estaba tan feliz como cualquier novia. Mis padres estaban felices por verme vestida blanco, me veía como una princesa “, dijo a Reuters.

Pero todo cambió en un segundo.

“¿Qué pasó durante la explosión aquí? No hay palabras para explicarlo. Me sorprendió, me preguntaba qué había sucedido. Si iba a morir. Cómo iba a morir”, admite.

Detrás de ella, montones de cristales rotos de las ventanas reventadas del hotel en el que debía quedarse estaban esparcidos por el suelo, junto con los restos de los arreglos florales que iban a adornar las mesas de los banquetes.

Subeih recuerda las secuelas de la explosión, que las autoridades atribuyen a una enorme reserva de material altamente explosivo almacenado durante años en condiciones inseguras en el puerto.

“Empezamos a caminar y fue muy triste, no se podía describir la devastación causada por la explosión”, dijo. “Todavía estamos en estado de shock. Nunca he escuchado algo similar al sonido de esta explosión.

Me siento muy triste por lo que le sucedió a otras personas, por lo que le sucedió al Líbano”, agregó Seblani. “Cuando desperté y vi el daño que le sucedió a Beirut, lo único que dije fue gracias a Dios que todavía estamos vivos”.

Después de la explosión, ella y su esposo intentaron recomponerse y continuar con sus celebraciones.

Mi esposo me dijo que continuara, no podemos detenernos. Me pareció bien, por qué no, continuamos. En realidad no estaba viviendo el momento, caminaba, sonreía, mis labios sonreían, eso es todo, no más. Luego fuimos a cenar ”.

Subeih contó que después acudió al hotel, que estaba gravemente dañado el miércoles para recuperar pertenencias y pasaportes.

Está esperando una visa para los Estados Unidos para poder regresar con su esposa allí. Seblani ama el Líbano, pero siente que después de la explosión del martes, vivir allí no es una opción.

A día de hoy, tanto él como su esposa, tratan de encontrar alegría en una boda que tardaron tanto en preparar, pero que es difícil mantener al margen de un momento tan dramático.

“Hay mucho daño, muchas personas murieron y resultaron heridas. Pero también, si quiero mirarnos a mí, a mi esposo, al fotógrafo, cómo escapamos ilesos, agradezco a Dios por protegernos.

Esto solo me hace sentir optimista y mantener la alegría de la ocasión que vine a celebrar“.