5 saludables y deliciosas maneras de enriquecer un simple tazón de avena

La avena es un tesoro nutricional de gran poder terapéutico. Un ingrediente básico en la alimentación que no tiene porqué ser aburrido, descubre creativas ideas para reinventarla y disfrutarla
5 saludables y deliciosas maneras de enriquecer un simple tazón de avena
La avena es un alimento completo y delicioso, que no puede faltar en ninguna alimentación saludable.
Foto: HolaDoctor | Foto: ISTOCK

La avena es uno de los alimentos más valiosos que tenemos a la mano, no en vano se ha vuelto uno de los ingredientes más populares en la mayoría de las tendencias de nutrición y salud. Es la reina de los cereales y se caracteriza por ser un alimento integral de lo más completo y valioso. 

Los beneficios de la avena son inigualables se destaca por un extraordinario aporte en proteínas de origen vegetal, vitaminas, minerales y mucha fibra. Su consumo se relaciona con grandes propiedades terapéuticas entre las que se destacan sus bondades para mejorar el funcionamiento digestivo e intestinal, proteger la salud cardíaca, potenciar la pérdida de peso, mejorar el rendimiento físico y mental, equilibrar los altos niveles de azúcar en la sangre y aportar maravillosos niveles de energía de calidad.

La avena es un alimento increíblemente versátil y se presta para crear todo tipo de recetas. Sin embargo en muchas ocasiones desayunar o merendar un tazón de avena puede volverse algo aburrido, sobre todo cuando estamos acostumbrados a agregar algunas nueces o frutos secos. Si te encanta la avena pero sientes cierta monotonía al consumirla, te presentamos creativas ideas para darle un toque especial a tus preparaciones y por supuesto un extra en nutrientes.

1. Agrega ingredientes originales y llenos de sabor

La avena tiene la gran peculiaridad de mezclarse de maravilla con todo tipo de ingredientes. Las adiciones dulces son un gran aliado para potenciar sus cualidades y enriquecer los sabores, es un hecho que existen algunos ingredientes que son de uso tradicional como es el caso de la miel, el azúcar moscabado y los frutos secos, sin embargo hay un mundo entero de elementos que le van a la perfección. De hecho es un gran alimento para crear recetas saladas, agrega vegetales y queso para convertirla en un delicioso risotto. También puedes crear bowls inspirados en la cocina mexicana integrando frijoles, semillas, queso cheddar y aguacate. Si eres amante de consumirla en sus versiones dulces agrega alimentos que la llenen de personalidad y nutrición como es el caso de las pasas, anarcardos, arándanos, canela, jengibre y coco.

2. Juega con las temperaturas

Otra de las grandes cualidades de la avena es que se trata de un alimento tan generoso que se puede consumir caliente, tibio, frío, horneado o en bebidas. Existe una preparación de avena muy popular que recibe el nombre en inglés: Overnight oatmeal se distingue por elaborarse con anticipación y se refrigera en frascos individuales, resulta una maravillosa alternativa para los días con poco tiempo de desayunar o como un saludable snack. Normalmente estamos acostumbrados a comer la avena caliente o tibia, consumirla fría es un buen giro que aporta un sabor y textura diferente.

3. Agrega encima un huevo frito

Probablemente te resulte algo extraño, sin embargo diversos especialistas en nutrición han comprobado que una de las mejores formas de enriquecer el valor nutricional de un tazón de avena es agregar un huevo. Es un toque extra de proteína de alto valor biológico que llevará tus desayunos a otro nivel, brinda mayor saciedad, pruébalo y verlas como pasas sin hambre horas. Las mejores opciones son los huevos fritos o escalfados, concluye con unas rebanadas de aguacate y un toque de sriracha. 

4. Mira más alla de la avena

No hay dudas la avena es el ingrediente estrella del desayuno, sin embargo no es el único. Aprende a resaltar con otros grupos de alimentos su neutral y noble sabor, agrega granos enteros que van a potenciar su sabor, texturas y nutrientes como es el caso de la quinoa, cebada, bayas de trigo, polenta, semillas de chía y según tus preferencias personales frutas o vegetales. El chocolate oscuro también le va de maravilla y aporta muchos antioxidantes, también considera variedades un poco diferentes de frutos secos como los piñones y pistaches. Otra genialidad es agregar mantequilla de nueces o maní, resulta un maravilloso complemento nutricional y aporta una inigualable textura cremosa. 

5. Hornea los copos de avena

Hornear la avena es una de los consejos más sencillos y maravillosos para reinventarla por completo. El resultado final es un producto muy crujiente (casi como una galleta) y lo mejor de todo es que es un procedimiento que podrás hacer con anticipación. Consérvala en un recipiente con tapa hemética y utilízala para llenar de vida todo tipo de platillos, puedes mezclarla con yogurt, frutas, frutos secos y semillas, va de maravilla con el plátano, nueces, pasas, piña, fresas, mango y coco. También es un buen complemento para enriquecer y llenar de texturas ensaladas, a la vez aporta un toque maravilloso a muffins, pancakes y panes.