Por qué aún podemos esperar un nuevo paquete de estímulo del Congreso

Existen varios escenarios que podrían llevar a un segundo acuerdo de apoyo económico

Por qué aún podemos esperar un nuevo paquete de estímulo del Congreso
Un acuerdo de ley de estímulo podría ser aprobada esta semana o la próxima.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Existen muchas razones por las que puede haber un segundo proyecto de ley de alivio del coronavirus incluso con las cuatro nuevas órdenes ejecutivas que el presidente Donald Trump firmó el sábado. Las órdenes cubren solo algunos temas y no todos los que se necesitan para enfrentar la crisis sanitaria y económica.

Los republicanos y demócratas han señalado su voluntad para llegar a un acuerdo. El Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, afirmó el lunes que se podría llegar a un acuerdo “si podemos conseguir un trato justo, estamos dispuestos a hacerlo esta misma semana”.

Los demócratas mantienen su posición de estar proponiendo un trato justo. El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, ofreció aceptar algunas propuestas de los republicanos en caso de que ellos también acepten las suyas. Sin embargo, hasta el martes no se había programado ninguna reunión formal.

Estos podrían ser los escenarios que llevarían a un nuevo acuerdo de apoyo económico:

Un acuerdo de un ley de estímulo podría suceder esta semana o la próxima

En caso que las conversaciones entre los partidos puedan reanudarse esta semana y conducir a un acuerdo entre las partes, sería posible que un proyecto se convierta en ley a finales de esta semana o principios de la próxima.

Ambas cámaras deberán votar y un nuevo proyecto podría convertirse en ley después de tres días a partir de la votación que se realice en el Senado.

Que las órdenes ejecutivas de Trump no se cumplan

Trump firmó una orden ejecutiva y tres memorandos para estimular la acción sobre el alivio del desalojo, ampliar los beneficios federales de desempleo, proporcionar alivio de los préstamos estudiantiles y crear un recorte de los impuestos sobre la nómina.

Los detractores del presidente han puesto en duda que algunas de las acciones firmadas ayuden de manera efectiva a los ciudadanos, mientras que otros ponen en duda sobre la capacidad de Trump para tomar legalmente ciertas decisiones que constitucionalmente requieren una ley del Congreso.

El gobernador de California, Gavin Newsom, expresó en una rueda de prensa su preocupación por la orden ejecutiva y dijo que serían necesarios recortes masivos al presupuesto para implementar el plan de Trump. Newsom estimó que igualar el 25% de los beneficios de desempleo le costaría a California unos $700 millones de dólares por semana, según lo reportó el ABC 7.

Si las acciones de Trump terminan en los tribunales o si es posible que lleguen a un acuerdo en las próximas semanas, las órdenes ejecutivas podrían ser declaradas nulas y sin efecto.

Relacionado: 5 escenarios en los que el IRS podrá otorgarte un nuevo cheque de estímulo y ajustar pagos a tu favor.

Sin órdenes ejecutivas

El último escenario es que no exista ningún trato entre los legisladores y que las órdenes ejecutivas no progresen.

El proyecto de ley podría morir en caso de que los legisladores lleguen a un acuerdo, el Senado, que es dirigido por los republicanos, pueda rechazar las órdenes tras una votación de la Cámara de Representantes que es dirigida por los demócratas.

El mayor problema del acuerdo parece ser el costo del paquete de estímulo general. La Ley HEALS de los republicanos costaría $1 billón de dólares, mientras que los demócratas con la Ley HEROES costaría $3 billones de dólares. La Ley CARES que aprobaron en marzo tuvo un costo de $2.2 billones de dólares.

En la decisión final el Senado podría estar en desacuerdo con ciertas partes del proyecto que podrían modificar. Al asegurar la nueva legislación sería enviada al presidente Trump para que la firmara. El proceso de elaboración de leyes tarda en promedio 10 días para firmar o vetar el proyecto de ley, sin embargo, es poco probable que Trump espere mucho tiempo. La Ley CARES fue firmada tan solo un día después que el Senado la aprobó. También podría haber más retrasos en caso de que la nueva ley sea impugnada.

-También te podrá interesar: