¿Cómo perder peso consumiendo semillas de linaza?

Popularmente conocida como una súpersemilla, la linaza es considerada un gran aliado para perder peso, mejorar la digestión y combatir la inflamación
¿Cómo perder peso consumiendo semillas de linaza?
Las semillas de linaza son un poderoso agente antioxidante y son un gran aliado para depurar el organismo.
Foto: Shutterstock

Hoy en día tenemos a la mano todo tipo de tendencias de nutrición que son una poderosa herramienta para ganar salud y alcanzar un peso saludable. Como parte indispensable de estas corrientes han salido a la luz una larga lista de ingredientes de gran poder terapéutico que se relacionan con grandes bondades para perder peso.

Tal es el caso de las semillas de linaza que en los últimos años su popularidad ha aumentado considerablemente, en gran parte por sus beneficios para adelgazar y combatir diversas afecciones digestivas. Sin embargo aunque la linaza es un alimento nuevo para muchos, su historia es antigua y desde hace muchos años ha sido valorada como una potente semilla que debido a sus propiedades y componentes únicos se asocia con maravillas para el organismo.

¿Cómo funcionan las semillas de linaza para perder peso?

Las semillas de linaza se caracterizan por su alto contenido en fibras dietéticas, que se relacionan con un buen efecto saciante y a la vez sus ácidos grasos Omega 3 aportan grandes beneficios curativos. Entre sus principales cualidades se le atribuyen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, digestivas y desintoxicantes.

Lo cierto es que actualmente las semillas de linaza son una gran alternativa para las personas que desean adelgazar de manera natural. Resultan un buen complemento en una dieta equilibrada, para potenciar la quema de calorías. 

También su poder antioxidante se relaciona con grandes cualidades para acelerar el metabolismo, su alto contenido en fibra mejora la digestión y ayuda a combatir los antojos o la ansiedad por comer. 

Otra de sus grandes cualidades se debe a sus propiedades depurativas y diuréticas, que ayudan combatir la retención de líquidos y todo lo que el organismo no necesita. Son valoradas como un gran aliado para tratar el estreñimiento crónico y aceleran el tránsito intestinal. 

La linaza también se distingue por su gran riqueza mineral, es rica en magnesio, potasio y calcio. Gracias a sus cualidades nutricionales es un gran aliado para mantener a raya los altos niveles de colesterol y glucosa, resulta un gran complemento en la dieta de personas con diabetes. Otro de sus beneficios para estimular la pérdida de peso se debe a su acción laxante, ayuda a eliminar todo lo que el organismo no necesita y combate el estreñimiento crónico. 

¿Cómo consumir la linaza para perder peso?

Las semillas de linaza son versátiles y fáciles de consumir, normalmente suelen ser agregadas en fruta, mezcladas con yogurt, en jugos y batidos. Los especialistas en nutrición recomiendan el consumo de 3 cucharadas de linaza diarias repartidas a lo largo del día.

Existe un tratamiento popular entre especialistas en nutrición, el cual se debe realizar de forma controlada y con cada una de las comidas del día. Lo único que necesitarás es semillas de linaza molidas y agua. Es importante por cada cucharada de linaza molida asegurar la ingesta de un vaso de agua, para obtener buenos resultados lo recomendable es consumir tres vasos de agua de linaza en el día antes de cada comida. Siempre acompañado de una dieta saludable y equilibrada, a la vez es clave realizar actividad física.

Otra buena opción para empezar a integrarlas en la dieta de manera más amable, es agregar una cucharada de linaza molida en el jugo o batido de la mañana, en las colaciones de la mañana o tarde, también resulta una buena opción de cena ligera y baja en calorías.

Receta de licuado de papaya y linaza: