Caen nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos, ¿está bajo control?

Las hospitalizaciones también están en descenso

Caen nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos, ¿está bajo control?
La toma de pruebas es clave para contener al virus.
Foto: CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH / EFE

Los nuevos casos de coronavirus cayeron en Estados Unidos por cuarta semana consecutiva en una señal de que la pandemia podría estar pasando su pico en el país.

El lunes se reportaron un poco más de 35,000 positivos, la cifra más baja en un día durante los pasados dos meses. El promedio de nuevos casos de la última semana estuvo por debajo de 50,000 por primera vez desde el 6 de julio. Los números son significativos después de que se llegara a 77,000 casos a mediados del mes pasado. El Dr. Anthony Fauci, principal epidemiólogo del país llegó a predecir que se llegaría a 100,000 casos diarios si no se tomaban medidas.

Los positivos solamente están en alza en las Dakotas, Hawaii, Kansas y Vermont.

La caída en nuevos casos ya no solamente se justifica con el paso de un huracán en Florida, que evitó que se tomaran pruebas, o la falla en el sistema de reportes en California. También hay que destacar que las hospitalizaciones cayeron en Arizona, California, Florida y Texas, los estados que representaron un repunte del coronavirus desde finales de junio.

Relacionado: Los 3 grandes errores al enfrentar la pandemia de coronavirus en Estados Unidos que afectaron a hispanos

En el momento de escribir este reporte se reportaban poco más de 43,700 hospitalizaciones por COVID-19. El pasado 27 de julio se registraron  cerca de 59,000.

En cuanto a muertes, el promedio durante el repunte ha sido cercado a los 1,000 fallecimientos diarios. Nunca se llegó a los 2,000 de abril y mayo, cuando la pandemia azotaba a Nueva York y Nueva Jersey.

Los datos indican que lo peor en contagios estaría pasando en este momento, pero todavía se está lejos de una normalidad. Las autoridades insisten en el uso de cubrebocas y evitar las aglomeraciones. Por ahora muchas escuelas y universidades se mantendrán en línea. El teletrabajo continuará como opción en las empresas que pueden hacerlo.