Un sargento de Fort Hood fue el último que vio a soldado Elder Fernandes antes de que desapareciera como Vanessa Guillén

Como en el caso de Vanessa Guillén, el militar dejó sus pertenencias en la base

Un sargento de Fort Hood fue el último que vio a soldado Elder Fernandes antes de que desapareciera como Vanessa Guillén
Un sargento dejó en su casa a Elder Fernandes antes de que fuera reportado desaparecido.
Foto: Departamento de Policía de Killeen / Cortesía

El soldado de Fort Hood, Elder Fernandes, desapareció el pasado 17 de agosto luego de que otro militar lo dejó en su casa de Killeen, no muy lejos del fuerte.

Al igual que en el caso de Vanessa Guillén, asesinada en la armería de la base militar el pasado 22 de abril; el joven (también identificado como Elder Fernández en algunos reportes) dejó sus pertenencias en el recinto antes de que no se supiera nada más de él.

Fort Hood que aún no se libra de los señalamientos por el caso Guillén, y por otros sin resolver como el de Gregory Morales y Brandon Scott Rosecrans, tuvo esta semana que pronunciarse por la desaparición de Fernández.

Lo hizo mediante declaraciones escritas.

Comunicado de Fort Hood

“Hemos completado una búsqueda en toda el área de la división, que incluye áreas de uso compartido de automóviles, estacionamientos y edificios del cuartel general, y la unidad está en contacto con la familia del soldado, la División Criminal del Ejército de Estados Unidos y agencias de ley y de orden para ayudar a encontrarlo mientras continuamos nuestra búsqueda”, se indicó desde el sitio web de prensa de Fort Hood.

Las alertas públicas desde este jueves también provienen del Departamento de Policía de Killeen.

La agencia detalló que Fernandes mide 5 pies y 8 pulgadas (unos 1,72 metros) y pesa 33 libras (60,33 kilogramos). Cuando desapareció, el joven de 23 años vestía una camiseta y pantalones cortos de entrenamiento físico del Ejército negros y un par de tenis rojos.

Quién fue el último en ver al soldado

La Policía indicó que un sargento de personal (el grado superior más próximo al de sargento en la jerarquía militar) fue quien dejó a Fernandes afuera de su residencia.

Labores de Fernández

Según el comunicado de las autoridades militares, el soldado, originario de Massachusetts, es un especialista en química, biología, radiología y nuclear adscrito a la Brigada de Sostenimiento de la 1ª División de Caballería. A ese misma división pertenecía Morales, cuyos restos fueron hallados por Florence Road, el 19 de junio.

Morales, que se sospecha fue víctima de un crimen violento, había sido catalogado como soldado desertor al momento de su desaparición. Tras recuperar sus restos y ante la insistencia de sus parientes y amigos, el Ejército decidió restituirlo como soldado activo.

“Muy, muy raro”

Isabel Fernández, tía de Fernandes, dijo en una entrevista con el medio local ABC 13 que lo que ha pasado le parece “muy, muy raro”.

“Ha estado en contacto con nosotros desde la semana pasada. Hablé personalmente con él el viernes por la mañana. Él habló con su madre el domingo pasado y prometió que llamaría el lunes”, manifestó. “El lunes llegó y se fue y no llamó, y no respondió las llamadas de nadie más. El martes, no hubo llamadas y mi hermana fue corriendo allí  (a la base) ayer, y todavía no hemos tenido noticias de él”, agregó.

“Estamos aquí todos preocupados. Tiene una gran familia y tenemos que encontrarlo”, declaró Isabel. “Y tenemos que encontrarlo con vida”.

Si usted cuenta con información del paradero de Elder Fernández puede llamar al Departamento de Policía de Killeen al 254-200-7905, a la policía militar de Fort Hood al 254-288-1170 o al Comando de Investigación Criminal del Ejército al 254-287-2722.