5 comidas “mexicanas” populares en Estados Unidos pero que en México no lo son

Chili, tacos con tortilla crujiente... ¡eso no es comida popular mexicana!

5 comidas “mexicanas” populares en Estados Unidos pero que en México no lo son
Foto: ALFONSO CHARLES / Pixabay

En Estados Unidos hay platillos que se presentan como auténtica comida mexicana pero que dentro de tierra azteca no son tradicionales ni populares.

Si bien se retoman algunos ingredientes principales de la cultura gastronómica de México como los frijoles, el maíz, el tomate y el chile, son adaptaciones que raramente las encontrarás en dicho país.

Tacos en tortillas crujientes

tacos
Foto: Dolvita108/Pixabay

Los tacos con tortilla crujiente y en en forma de U como los que encuentras en Taco Bell no son los que te servirán en las taquerías mexicanas o en los puestos callejeros, tampoco como se preparan en los hogares.

Las tortillas de maíz de los tacos al pastor, carnitas, pibil y de canasta, son suaves; hay algunas excepciones como ocurre con los tacos dorados, que son como flautas que se fríen una vez que se ha puesto el relleno.

Chili

Foto:Kalhh/Pixabay

En México se comen los frijoles en caldo, ¡por supuesto!, la carne molida aunque no es parte de la comida tradicional también se prepara a menudo en albóndigas y un guiso llamado “picadillo” que se come con tortillas, en chiles rellenos y empanadas. Pero el chili, definitivamente no.

La mezcla caldosa de frijoles con carne molida, chile, tomate y adornada con queso es una receta de Texas que no la encontrarás en los restaurantes de México y ni es preparada como comida casera.

Queso amarillo

Foto: Shutterstock

Muchos platillos mexicanos como las enchiladas, enfrijoladas, tostadas, picadas y tlayudas se acompañan con queso, pero no con queso americano, queso amarillo o queso Cheddar. Los más comunes son el queso fresco, queso Cotija, Chihuahua y por supuesto, el queso Oaxaca, que algunos llaman “queso de hebra”.

En las taquerías y restaurantes podrías ordenar una cazuelita de queso fundido, pero este será blanco. Lo cortas con un totopo o tenedor y lo sirves en una tortilla para comer con tu carne y completar la magia con un poco de guacamole.

No esperes recibir un dip de queso amarillo-naranja en una cocina mexicana y mucho menos bañando tu platillo.

Burritos

Foto: Pixabay/Pexels

En México, los burritos no son parte de la comida tradicional, ni gozan de la popularidad de los tacos u otros antojitos o comida callejera como los esquites, los tamales, las tortas, las garnachas, los panuchos y las tostadas.

Es común encontrarlos en los estados del norte del país y en el menú de algunas cadenas de restaurantes que por lo general, en el centro y sur se preparan con una tortilla de harina de tamaño pequeño, casi como una tortilla de maíz.

Nachos

Foto: Tarheelgarden/Pexels

Los nachos sí son de origen mexicano. Cuenta la historia que los nachos nacieron en 1943 en Piedras Negras (Coahuila). Esposas de militares de Estados Unidos que se encontraban en Base Aérea del Ejército Eagle Pass, cruzaron la frontera con México, querían comer algo en un restaurante que ya había cerrado, allí trabajaba Ignacio “Nacho” Anaya García que se metió a la cocina y les improvisó un platillo con tortillas que cortó en triángulos y puso a freír, agregó queso (que derritió en el horno) y chiles jalapeños en escabeche. Una preparación no tan parecida a la versión sobrecargada de ingredientes que se consume actualmente en Estados Unidos.

En lugar de nachos, antes de la pandemia era más frecuente encontrar en la mesa de restaurantes de México una pequeña canasta con totopos para “picotear” con salsa.

Estos son solo algunos de los muchos platillos que se consideran comida popular mexicana pero que en realidad no son.

Por último y para terminar de romper el encanto, los mexicanos no beben Margaritas como creerías. Si vas de vacaciones, claro que estarán listos para prepararlas en el bar del hotel. Pero no esperes encontrarlas en pequeños restaurantes, bares locales y cantinas de barrio.