Qué le sucede a tu cuerpo si no recibes suficiente vitamina D

Si no has tomado el sol podrías estar más vulnerable a infecciones virales

Foto: Andrea Piacquadio/Pexels
Foto: Andrea Piacquadio/Pexels
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

La también llamada “vitamina del sol” es un nutriente necesario para estar sano. La vitamina D ayuda a mantener los huesos fuertes, mover los músculos, puede reducir el crecimiento de las células cancerosas, favorece al sistema inmunitario para combatir infecciones y ayuda a reducir la inflamación.

La vitamina D también es necesaria para que los nervios transmitan mensajes del cerebro al resto del cuerpo.

¿No has tomado el sol?

La piel produce vitamina D al exponerse directamente a la luz solar. Pero si pasas mucho tiempo encerrado, debes procurar su consumo a través de tus alimentos o de suplementos.

“La piel expuesta a la luz solar en ambientes interiores, a través de una ventana, no produce vitamina D. Los días nublados, la sombra y la piel de color oscuro también reducen la cantidad de vitamina D que produce la piel”, explica la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS). 

La obesidad también es un problema para obtener suficiente vitamina D. La grasa del cuerpo se adhiere a cierta cantidad de la vitamina e impide que ésta llegue a la sangre.

¿Qué pasa si no obtienes suficiente vitamina D?

Vulnerable a infecciones respiratorias

La vitamina D ayuda a mantener fuerte su sistema inmunológico. El nutriente amortigua la respuesta inflamatoria dañina en glóbulos blancos y aumenta las proteínas inmunes.

Obtener suficiente vitamina D se asocia con la reducción de infecciones virales. Metanálisis incluso han planteado la posibilidad de que los niveles bajos de vitamina D también puedan aumentar el riesgo o la gravedad de la infección por el nuevo coronavirus 2019 (COVID-19). 

Huesos débiles, delgados y frágiles

En los niños la deficiencia de vitamina D causa raquitismo, una enfermedad en la que los huesos se debilitan y deforman.

En adultos la falta de vitamina D causa osteomalacia, reblandecimiento de los huesos. Provoca dolor óseo y debilidad muscular.

Dolor en articulaciones

La mayoría de las personas con artritis reumatoide tienen deficiencia de vitamina D, según una revisión publicada en el Journal of Natural Science, Biology, and Medicine.

¿Qué tiene que ver la vitamina D con los huesos? Este nutriente ayuda al cuerpo a absorber el calcio. El cuerpo necesita el calcio para mantener la fuerza y dureza de los huesos, explica la enciclopedia médica MedlinePlus. 

Tu piel

La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con diversas enfermedades de la piel, como la dermatitis atópica y la psoriasis. Un estudio publicado en PLOS One muestra que la deficiencia de esta vitamina fue más frecuente en pacientes con acné.

El acné es principalmente una enfermedad inflamatoria y los niveles bajos de vitamina D pueden contribuir a la inflamación.

¿Cuánta vitamina D necesitas?

La cantidad promedio recomendada diariamente es de 15 microgramos (mcg) o 600 unidades internacionales (UI).

Alimentos que contienen vitamina D

atún pescado
Foto: Shutterstock

Pocos alimentos contienen vitamina D de forma natural, aunque algunos están fortificados con la vitamina.

Mejores fuentes: los pescados grasos como el salmón, el atún, sardinas y caballa.

Otros alimentos con vitamina D: Hígado vacuno, queso, yema de huevo y hongos comestibles. Aumenta la cantidad de vitamina D sol al exponerlos a la luz ultravioleta.

Enriquecidos. Cereales, leche, bebidas de soya, de almendras, de avena y yogures, para verificar es recomendable revisar la etiqueta.

Recomendación. Incorpora a tu dieta alimentos con grasas saludables como el aceite de oliva y el aguacate. La vitamina D necesita grasas para su absorción.

Sobredosis de vitamina D

Las concentraciones elevadas de vitamina D pueden ser nocivas. La exposición excesiva al sol no causa toxicidad porque el cuerpo limita la cantidad de esta vitamina que produce.

La mayoría de los casos de toxicidad por vitamina D resultan a causa de sobredosis de suplementos.

Signos de toxicidad incluyen náuseas, vómitos, pérdida del apetito, constipación, debilidad y pérdida de peso.

La ODS señala que con los niveles elevados de calcio en la sangre, demasiada vitamina D puede causar confusión, desorientación y problemas en el ritmo cardíaco. El exceso de la vitamina del sol también puede provocar daños en los riñones.

  • 10 frutas y verduras ricas en vitamina C
  • Los 10 alimentos con más proteína (y que no son carnes)