Mark Zuckerberg dona $300 millones para unas elecciones seguras en EE.UU.

Mark Zuckerberg y Priscilla Chen está preocupados porque la infraestructura que garantiza las elecciones puede fallar

El consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg.
El consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg.
Foto: Getty Images

SAN FRANCISCO – El consejero delegado de Facebook Mark Zuckerberg y su esposa Priscilla Chen anunciaron este martes una donación total de $300 millones de dólares a organizaciones dedicadas a garantizar la celebración de elecciones seguras en Estados Unidos en plena pandemia de COVID-19.

En un mensaje en la red social, Zuckerberg dijo estar “preocupado por las dificultades en que se encuentra nuestra infraestructura electoral este año a causa de la pandemia”, debido a la previsión de un gran incremento del voto por correo y el reto de mantener las distancias de seguridad en caso de votar en persona.

Del total de $300 millones, $250 irán al Centro para la Tecnología y la Vida Cívica, y se dedicarán a la contratación y entrenamiento de trabajadores para la jornada electoral del 3 de noviembre, así como a comprar material para los centros de votación.

Los $50 millones restantes se dirigirán al Centro para la Innovación e Investigación Electoral, que a su vez los repartirá entre las distintas Secretarías de Estado del país (responsables de la organización electoral) para que mejoren las medidas de seguridad y provean de información a los electores.

En los comicios del 3 de noviembre se enfrentarán el actual presidente y candidato republicano a la reelección, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden.

Además, se elegirá también a la totalidad de miembros de la Cámara de Representantes, a un tercio del Senado y a multitud de cargos estatales y locales.

La donación de Zuckerberg y Chen -y su anuncio público- es parte de la respuesta del multimillonario a las críticas que Facebook ha recibido durante los últimos meses por parte de quienes le acusan de no estar haciendo lo suficiente para perseguir la información falsa en la plataforma, y para garantizar la celebración de unas elecciones seguras.

En concreto, políticos y activistas cercanos al Partido Demócrata acusan a la firma de ser muy permisiva con los contenidos que comparte el presidente Donald Trump, incluso cuando estos son contrarios a las normas de uso de la propia plataforma.