Matan en la CDMX a “El Chatarras” operador del cártel de Sinaloa, FGR niega que era testigo protegido

Tras el crimen, apareció una narcomanta aludiendo el crimen contra el presunto narco

Violencia en México.
Violencia en México.
Foto: EFE/Archivo

MÉXICO – Víctor Manuel Padilla Murillo, alias  “El Negro” o “El Chatarras”, presunto operador del cártel de Sinaloa fue asesinado a tiros en el elevador de un edificio en la Ciudad de México, y luego apareció un narcomensaje en las calles de Ensenada, Baja California, haciendo alusión al crimen.

“VICTOR MANUEL PADILLA MURILLO!!! Alias= “El NEGRO” O “EL Chatarras” Se terminó tu impunidad por Que Ni Grandes Jefes de Plaza De Sinaloa, Ni el traer escoltas del GOBIERNO te lograron Salvar de esta, Para que miren Que tu Con todo el Apoyo Que les prometieron y la Protección la pudo Librar”, destaca el mensaje dirigido a “El Chatarras”

“Nosotros Somos gente de trabajo y no tenemos límites, estén donde estén vamos por ellos, quien siga con esa línea, Daremos con el y terminará Igual, no la jueguen al vergas si no quieren ver a su familia llorar por ustedes, nosotros no matamos chalanes, vamos por los que dicen ser jefes”, precisa el texto en la narcomanta.

Y es que de acuerdo a algunas versiones periodística  “El Chatarras”, era un testigo protegido de la Fiscalía General de la República (FGR).

Sin embargo, la FGR desmintió que Padilla Murillo fuera testigo protegido o que tuviera alguna relación con la dependencia.

“La Fiscalía General de la República (FGR) rechazó que el hombre asesinado en un edificio a poca distancia de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), identificado como Víctor Manuel Padilla, el Chatarras, fuera testigo protegido o colaborador”, destaca el comunicado la de la dependencia federal.

La fiscalía precisó que “El Chatarras” no fue asesinado en las instalaciones de la SEIDO, ni en ninguna casa de seguridad para testigos protegidos.

“No se dieron dentro de las oficinas de SEIDO y el sujeto que falleció tampoco era testigo ni elemento de la SEIDO, o sea no tiene que ver absolutamente nada con la FGR ni tenía relación alguna con la institución”, destacó la institución.

De acuerdo al Blog del narco, “El Chatarras” habría sido traicionado por su guardaespaldas, identificado como Jorge Antonio “N”., quien declaró que no pudo defender a su jefe por que su arma se encasquilló.

El crimen se registró en un edificio de la colonia Guerrero, en el centro de la Ciudad de México, hasta donde habrían llegado dos presuntos sicarios una hora antes del asesinato.

De acuerdo a la publicación, la llegada de los sicarios fue captada por una cámara de seguridad.

Se sospecha que “alguien” avisó del paradero de “El Chatarras”.

El escolta del presunto operador del cártel de Sinaloa fue detenido y trasladado a prisión.