Conductores escolares reclaman que no han sido entrenados para volver al trabajo en Nueva York

La ciudad busca más opciones de transporte con MTA y la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC)

Conductores escolares reclaman que no han sido entrenados para volver al trabajo en Nueva York
Algunos alumnos necesitan asistencia adicional
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Aunque en el venidero año escolar los alumnos no necesitarán trasladarse a las aulas con frecuencia, eventualmente necesitarán usar los tradicionales buses amarillos, que han estado varados desde marzo.

Ahora, a sólo semanas del regreso parcial a clases, los conductores escolares de la ciudad de Nueva York reclaman que aún no han sido llamados a trabajar desde que fueron suspendidos sin seguro médico debido a la pandemia.

Se trata de unos 14 mil trabajadores.  “Vas a tener diferentes niños en cada autobús con distanciamiento social y asientos marcados. (Pero) ninguno de estos protocolos o instrucciones se les ha dado a nuestros miembros”, criticó Michael Cordiello, director del sindicato de conductores de autobuses.

Cordiello se reunió con el presidente del Comité de Educación de la ciudad, el concejal Mark Treyger, para expresar sus preocupaciones.

“En circunstancias normales, tendrían contratos firmados y bosquejos de rutas a mediados de agosto para hacer pruebas y hacer ajustes y recoger a los niños a tiempo”, explicó Treyger a Pix11.

“Todas las personas en el autobús usarán máscaras faciales, y cada autobús tendrá una cuarta parte de su capacidad normal, con los estudiantes sentados en filas alternas. Los sistemas de ventilación funcionarán en modos sin recirculación con las ventanas abiertas siempre que sea posible”, respondió la Alcaldía en un comunicado.

Pero la lista de verificación para los conductores de autobuses es mucho más compleja y el tiempo para planificar se está agotando.

“Necesitamos ser entrenados en los protocolos de Covid”, insistió Cordiello. “¿Cómo separamos a los niños en un autobús para mantener el distanciamiento social? Si alguien está enfermo, ¿cómo nos aseguramos de que no circule en el vehículo? ¿Cómo vamos a reunirnos con los padres y hacer nuestras rutas de práctica? ¿Cómo llegar a las escuelas y descargar y cargar en la manera adecuada? ”

El Departamento de Educación de NYC, el mayor distrito escolar del país, añadió que están trabajando con la MTA y la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) para obtener más opciones de transporte, pero no ha determinado cuántos autobuses adicionales se utilizarían. Además, los alumnos con necesidades especiales necesitan asistencia adicional.

En mayo, el gobernador Andrew Cuomo se asomó al tema de cara a la reapertura en el otoño: “¿Cuántos autobuses más necesitas para distanciarte socialmente” en un transporte escolar? (…) Hay toda una serie de preguntas”(…) “Entonces (hay que) comenzar a trabajar en esos planes”. Pero desde entonces no se conocen avances, según el sindicato.