El US Open honra a héroes anónimos que lucharon contra el COVID en Nueva York

Los nombres de los trabajadores de primera línea fueron impresos en las camisetas del personal que intervino en las canchas durante el torneo

El nombre de los trabajadores esenciales en las camisetas de los pasabolas del US OPEN.
El nombre de los trabajadores esenciales en las camisetas de los pasabolas del US OPEN.
Foto: MIKE LAWRENCE/USTA / Cortesía

FLUSHING MEADOWS.– En reconocimiento a sus esfuerzos en la batalla contra el COVID-19 en la Ciudad de Nueva York, los nombres de más de 150 trabajadores esenciales del hospital Mount Sinaí de Manhattan fueron estampados en la parte posterior de cada uno de los uniformes de los pasabolas del torneo.

El US Open 2020 marcará la historia del tenis en Nueva York, la ciudad en la que se disputa en su sede de Flushing Meadows, por ser el primer Gran Slam en disputarse en la era del coronavirus y además por distinguir el rol de los trabajadores esenciales de salud durante la pandemia.

Extraordinarios protocolos de seguridad fueron implementados para poder cumplir con el abierto neoyorquino que concluye este fin de semana, considerado el más grande y relevante de los Grand Slam de tenis mundial.

Con ello, Nueva York no sólo ha dado la pauta para el regreso a la competencia de este deporte sino se puso a la vanguardia de la recuperación en el marco de la “nueva normalidad” impuesta por la crisis de salud global.

Alejandro Varela, de 22 años, residente de Queens, con la camiseta que lleva impreso el apellido Lazo, en tributo a la transportista de pacientes.

Sandra Lazo, de 34 años fue una de las distinguidas. Ella trabajó siete semanas durante la primavera transportando pacientes en el hospital Mount Sinaí.

La hispana fue una de los tantas que estuvieron en primera línea para brindar atención y servicio a miles de pacientes con COVID-19 en la ciudad de Nueva York, el epicentro mundial del virus, con un número de muertos que se acerca a los 33.000.

Lazo contó que de su apartamento en North Bergen, Nueva Jersey, tenía que levantarse a las 4:15 a.m. para presentarse a trabajar en el hospital a las seis, en horarios extensos en los que un turno se mezclaba con otro.

Su trabajo consistía en transportar a los pacientes a donde necesitaran ir: de la sala de emergencias a cuidados intensivos, de un piso a otro. Los transportistas se refieren al traslado de un paciente como un trabajo. El trabajo que más temía era llevar a las víctimas de COVID-19 a la morgue, confesó Lazo.

“Había mucho trabajo en la morgue. Nunca había visto tantos cuerpos en mi vida. No voy a mentir. Fue aterrador”, agregó Lazo.

Respuesta Solidaria COVID-19

La camiseta del US Open 2020 se creó a través del programa “Create-Your-Own” de Polo. David Lauren, director de innovación de Ralph Lauren –la compañía de su padre– quiso encontrar una manera de honrar trabajadores de la salud que ayudaron a la ciudad en uno de los momentos más oscuros de su historia.

“Nos gusta contar historias y hacer cosas que tengan mensajes poderosos y pensamos que este es el momento más oportuno para saludar a los héroes”, dijo Lauren.

Todo el personal que intervino en las canchas del US Open también usó la mascarilla facial Polo de alta filtración. La mascarilla especialmente diseñada está construida para filtrar el 95 por ciento de las partículas en el aire, con filtros reemplazables y está tratada con un recubrimiento antimicrobiano para preservar la frescura de la tela.

Lauren reveló que el cien por ciento de las ganancias de la venta de las mascarillas se donará al Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 para la Organización Mundial de la Salud, impulsado por las Naciones Unidas.

Trabajadores hispanos

Entre los más de 150 trabajadores esenciales, se destaca la presencia de profesionales hispanos en varias ramas de la salud, que también dieron su valioso aporte para frenar a la pandemia de COVID-19. Aquí alguno de los que fueron reconocidos.

  • C. Abella, enfermera registrada
  • Susana Balaguer, directora de oficina, otorrinolaringología
  • Alaiza Bautista, directora clínica / terapeuta respiratoria
  • Carlos Benitez, director, radiología
  • Lyzette Borrero, RN, Departamento de Emergencias
  • Mabel Diaz, gerente de servicios de alimentos, nutrición y medio ambiente
  • Mar Cortes, profesora asistente de rehabilitación
  • Jesus Feliz, supervisor de seguridad
  • Marcelino Guerrero, técnico en medicina nuclear
  • Joseph Herrera, presidente, rehabilitación y desempeño humano
  • Mariah Irizarry, enfermera titulada
  • Paul Macias, técnico en histología y patología
  • Randy Nevarez, PCA, medicina
  • Natalia Palacio, médico asistente senior, cirugía ortopédica
  • María Rivera, asistente médica
  • Lorraine Rodríguez, enfermera de familia, epilepsia / neurología
  • Vanessa Rodríguez, MD, geriatría y cuidados paliativos
  • Christopher Romero, profesor asistente de pediatría
  • Jeff Palaguachi, RN, piscina flotante
  • Sandra Lazo, transportista / mensajero, transporte de pacientes