¿En cuál mes del embarazo podemos sentir las pataditas del bebé?

Cada uno de los 9 meses que caracterizan un embarazo normal tiene sus características específicas

¿En cuál mes del embarazo podemos sentir las pataditas del bebé?
Fuente: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Que una madre sienta las pataditas del bebé en su vientre representa un momento muy importante durante la gestación. ¿En qué mes o meses del embarazo se pueden empezar a sentir estos movimientos del bebé? A continuación lo descubrimos.

¿En cuál mes sentimos las pataditas del embarazo?

Un artículo del portal Estilo Next indica que para el cuarto de mes de gestación, que marca las primeras dieciséis semanas de embarazo, la madre ya puede sentir los movimientos del bebé en su vientre, como las pataditas.

Sin embargo, es antes cuando el bebé empieza a realizar movimientos en el vientre, alrededor de los primeros dos meses de gestación. Generalmente, estos movimientos indican que le bebé está en buen estado cuando hay evidencia de un crecimiento y desarrollo adecuados.

Cumplidas las siete u ocho semanas de gestación, los movimientos del bebé ya podrán ser percibidos a través de una ecografía, lo que ayuda a las madres ansiosas a cerciorarse de que la vida que tienen adentro está en buen estado.

¿Cuándo sentimos las pataditas del bebé?

embarazo padre papá
Foto: Shutterstock

Hay momentos exactos en que es más fácil detectar los movimientos que el bebé realiza en el vientre. Estos momentos difieren entre persona y persona, pero generalmente consisten entres situaciones diferentes: cuando el bebé se sienta, se estira, o cuando cambia de postura.

Es en estos momentos cuando el bebé golpea las paredes del útero materno con sus brazos o piernas de manera que su madre sepa que él o ella está en movimiento. Estas situaciones suelen darse en momentos particulares del día a medida que el embarazo se desarrolla.

Como ves, los movimientos que realiza tu bebé en el vientre te facilitan saber si él o ella están disfrutando de buena salud mientras esperan por salir al mundo. Siendo así, estar pendiente de sus movimientos es una actividad que denota interés por parte de las madres.