Despiden a agente que quedó grabado en video viral durante violento arresto a un joven negro

El oficial despedido dio puñetazos al hombre mientras otro lo sostenía contra el suelo

Un agente que detuvo con violencia a un afroamericano en un incidente que fue grabado en video y circuló ampliamente por internet fue despedido este domingo, informaron las autoridades de Georgia.

El alguacil del Condado de Clayton, Victor Hill, informó este domingo que cesaron a uno de los oficiales involucrados el pasado viernes en la aprehensión de Roderick Walker, de 26 años, en el que ha sido otro caso de uso excesivo de la fuerza por parte de la policía.

“La investigación criminal de este asunto se entregará a la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Clayton”, indicó el alguacil en un comunicado de prensa.

Un video del arresto de Walker, grabado con un teléfono celular y que se hizo viral, muestra al oficial despedido, cuya identidad no ha sido revelada, dando puñetazos al detenido mientras que otro agente lo sostiene contra el suelo. Ambos policías son de raza blanca, según se percibe en la grabación.

Tras difundirse el video en las redes sociales, el policía fue puesto en licencia administrativa sin goce de sueldo y al detenido se le concedió “una fianza de cortesía”, de acuerdo con el comunicado oficial, aunque luego un juzgado la desestimó.

“El señor Walker tiene una orden de libertad condicional por un delito grave en el condado de Fulton, por crueldad hacia los niños, posesión de un arma de fuego y una orden por no comparecer en Hapeville, lo que resultó en que la corte le negara la fianza”, indicó la Oficina del Alguacil del condado de Clayton, en el sur del área metropolitana de Atlanta.

Según WXIA-TV, el abogado de Walker, Shean Williams, dijo que los oficiales le pidieron a su cliente una identificación luego de que el auto en el que iba como pasajero fuera detenido por una infracción de tránsito.

El hombre pidió entonces una explicación sobre el porqué le pedían la identificación, por lo que los alguaciles le ordenaron que saliera del vehículo, indicó Williams, que sostuvo que a partir de ahí se originó el altercado.

“El señor Walker ha recibido tratamiento médico, incluyendo radiografías (no se detectaron fracturas) de su cabeza y está siendo vigilado en el hospital de la cárcel por un médico“, dijeron las autoridades.

Brutalidad policial

El incidente del viernes se produce luego de una serie de episodios de uso de fuerza excesiva y brutalidad policial contra afroamericanos en el país, lo que ha desatado una ola de indignación y protestas en numerosas ciudades de Estados Unidos.

El sábado, dos agentes de la Oficina del Alguacil del Condado de Los Ángeles, en California, que se hallaban en su aparcados al interior de su patrullero resultaron gravemente heridos tras ser tiroteados sin motivo aparente por un desconocido que posteriormente se dio a la fuga.

Los agentes, una mujer de 31 años de edad y un hombre de 24, y graduados de la Academia de Policía hace 14 meses, debieron ser intervenidos de urgencia la noche del sábado tras el ataque, que la Policía calificó de “emboscada” y fue registrado por un cámara de seguridad.

El hecho mereció la condena del presidente Donald Trump, del candidato demócrata Joe Biden, y de autoridades locales como el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.