¿El café causa inflamación o es de ayuda para combartirla?

El café es una bebida de gran poder terapéutico, se cuenta con diversos estudios que avalan sus propiedades para combatir la inflamación y potenciar la longevidad
¿El café causa inflamación o es de ayuda para combartirla?
El café se destaca por su contenido en potentes antioxidantes, los cuales se relacionan con bondades para combatir la diabetes, afecciones hepáticas y cardiovasculares.
Foto: Unsplash

El café es una de las bebidas más consumidas a nivel internacional, para muchas personas es un elemento básico para iniciar las mañanas con más energía y concentración. Aromático y de lo más versátil, es considerado el estimulante natural por excelencia gracias a su compuesto principal: la cafeína, una droga psicoactiva de gran potencia que le confiere grandes efectos sobre el sistema nervioso y que de hecho ha sido objeto de numerosos estudios. También es una bebida que se relaciona con un gran potencial terapéutico su inigualable aporte en antioxidantes y otras genialidades.

En los últimos años la popularidad del café ha crecido a pasos agigantados y con base en ello ha sido sujeto a muchas opiniones sobre su consumo. No cabe duda que  para algunos el café es una bebida que tiene luces y sombras (sobre todo cuando se consume en exceso), la buena noticia es que cada día se cuenta con más referencias científicas tal es el caso del trabajo de investigación realizado por la Universidad de Harvard que avala las inmensas bondades del café.

Lo cierto es que el café es rico en una serie de compuestos benéficos que promueven una salud óptima y que se relacionan con buenos efectos para proteger al organismo de contraer ciertas enfermedades. Si bien su consumo controlado se ha asociado con grandes cualidades para: combatir la diabetes, proteger al hígado, mejorar la salud cardiovascular, beneficiar al metabolismo y con ello la pérdida de peso, reducir los dolores de cabeza y migraña, y potenciar el funcionamiento cognitivo. Inclusive se cuenta con estudios que han comprobado los beneficios de tomar tres tazas de café al día, para reducir el riesgo de muerte prematura. 

Con base en lo anterior en los últimos años de manera particular se ha relacionado la ingesta de café con grandes cualidades para reducir la inflamación. Sigue leyendo para conocer todos los detalles y volver de tu rutina cafetera un buen hábito de salud.

Sobre los efectos del café en la inflamación:

El café es una sustancia única que contiene una compleja mezcla de compuestos activos, entre los que se destacan la cafeína, ácido clorogénico (CGA), cafestol, trigonelina y kahweol. Es por ello que los estudios enfocados en comprobar las bondades del café han demostrado que sus compuestos esenciales se relacionan con magníficas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Lo cierto es que el café contiene sustancias que reducen la inflamación de bajo grado y esto a su vez es una buena medida para reducir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas. La ciencia siempre es importante y se cuenta con valiosos testigos de las cualidades antiinflamatorias del café, tal es el caso de un estudio en el cual se comprobó que los bebedores de café habituales tenían niveles más bajos de marcadores inflamatorios que los bebedores de café no recurrentes. 

Si bien existen una larga lista de estudios que hablan sobre la directa relación entre la cafeína, el café y la salud. Se cuenta con una referencia de gran relevancia, se trata de un estudio liberado por la revista Nature Medicine que analiza exactamente cómo afecta la cafeína al sistema inmunológico. En el cual se menciona la capacidad que tiene la cafeína para bloquear los efectos de una molécula llamada adenosina. Se cree que el bloqueo de los receptores de adenosina en las células cerebrales es la forma en que la cafeína nos despierta; pero en el cuerpo, bloquear la adenosina también puede bloquear las vías que producen moléculas inflamatorias. 

A la vez los relevantes descubrimientos de dicho estudio se complementan con la valiosa opinión de Mark Davis, profesor de Stanford y autor principal de la investigación; quien señaló lo siguiente: “Que algo que mucha gente bebe y que en realidad le gusta beber, podría tener un beneficio directo, nos sorprendió muy satisfactoriamente.” A la vez señaló que sus colegas quedaron maravillados con la correlación que existe entre el consumo de cafeína y la longevidad.

Si bien los especialistas señalan que existen diversas condiciones particulares como las diferencias individuales en la genética y otros factores, los cuales influyen en el efecto del café sobre la inflamación. Es un hecho que su consumo moderado y de preferencia de variantes orgánicas, es un gran hábito alimenticio que no sólo nos mantendrá alertas y más concentrados; es una costumbre de un inigualable potencial terapéutico y curativo.