Eric Trump quiere retrasar testimonio sobre finanzas de empresas de su padre para no afectar su reelección

El hijo del presidente busca acudir a Corte Suprema de Nueva York después del 3 de noviembre

Eric Trump quiere retrasar testimonio sobre finanzas de empresas de su padre para no afectar su reelección
Eric Trump y la fiscal general de Nueva York, Letitia James.
Foto: Getty Images

A Eric Trump le aplica bien la definición del “doble discurso”, ya que estratégica y políticamente pretende retrasar una orden judicial para rendir testimonio sobre las finanzas de las empresas del presidente Donald Trump, a fin de no afectar la reelección del mandatario, pues acusa que sus oponentes lo podrían utilizar como “estrategia política”.

Los abogados del hijo del republicano entregaron un documento a la Corte Suprema de Nueva York, donde se atiende la petición de la Oficina de la Fiscal General (OAG) del estado, Letitia James, para que Eric declare, donde piden que eso ocurra después del 3 de noviembre.

“El abogado del Sr. Trump propuso varias fechas que comienzan poco después de las elecciones, solo dos semanas después, en noviembre 19… para evitar el uso de su asistencia a la deposición con fines políticos”, afirma el documento firmado por los abogados Amy Carlin y Alan S. Futerfas, quienes representan a la Organización Trump y a Eric Trump.

El argumento indica que las agencias de aplicación de la ley evitan “cuidadosamente” ciertas acciones en un periodo de 60 días antes del proceso electoral, aunque durante ese periodo no se detienen juicios en las cortes.

El 24 de agosto, como parte de una investigación civil contra el presidente Trump y la Organización Trump, la fiscal James presentó una moción en la Corte Suprema para obligar al hijo de mandatario a responder la petición de documentos financieros.

La Fiscalía indicó que Eric Trump, vicepresidente ejecutivo del consorcio, había aceptado en julio pasado una reunión con la OAG, pero luego se negó a aparecer para discutir su función en ciertos proyectos de las empresas.

La investigación comenzó en 2019, luego de que el exabogado personal del mandatario, Michael Cohen, testificó ante el Congreso que los estados financieros anuales inflaron los valores de los bienes, a fin de obtener términos favorables para préstamos y la cobertura de seguros. La indagatoria también se enfoca en la posible reducción del valor de otros bienes para pagar menos impuestos en bienes raíces.

Los abogados de Eric Trump afirman en el documento de 50 páginas que la moción de la fiscal James fue “prematura” y la califica de “innecesaria”.

“El Sr. Trump en ningún momento indicó que se negaba a cumplir con la citación de la Procuraduría citación; más bien, el abogado simplemente solicitó ciertas garantías”, afirman los abogados.

La fiscal James descartó ahondar en el proceso que el hijo del mandatario complica con las condiciones que sugiere para rendir testimonio, pero rechazó que el sistema judicial deba sujetarse a la voluntad de grupos o individuos.

“Si bien no podemos comentar sobre los pasos específicos que estamos dando en litigios concretos, no permitiremos que ninguna entidad o individuo dicte cómo procederá nuestra investigación ni permitiremos que nadie eluda una citación legal”, expuso. “Nadie está por encima de la ley, punto”.

El 23 de septiembre se discutirá en la Corte la moción para citar a Eric Trump, así como otras siete citaciones. La Fiscalía celebró que el máximo tribunal estatal mantuviera la fecha, a pesar de que la Organización Trump intentó retrasarla.

El señalamiento contra el hijo del presidente Trump es por sus intentos de negarse a rendir testimonio y entregar documentos requeridos.

“Se han estancado, han retenido documentos y han dado instrucciones a los testigos, incluido Eric Trump, para negarse a responder a las preguntas bajo juramento”, acusó en agosto pasado la Fiscal.