¿Qué disfrutas más, pasar el tiempo con tu familia o con tus amigos? La ciencia responde

La pareja y los hijos pueden llegar a ser agotadores

¿Qué disfrutas más, pasar el tiempo con tu familia o con tus amigos? La ciencia responde
Las actividades realizadas influyen en el estado de ánimo.
Foto: Shutterstock

Muchas personas aseguran que no hay mayor felicidad en su vida que pasar tiempo con los que más aman, es decir, con su pareja, con sus hijos, con sus padres o con sus hermanos; sin embargo, pareciera que esto no es regla general.

Un estudio psicológico publicado en Journal of Personality and Social Psychology indica que hay personas que se sienten mejor o más felices cuando están con sus amigos que cuando están con su pareja o con los hijos.

Aunque pareciera algo duro, el profesor de Psicología de la Universidad Metodista del Sur (SMU), Nathan Hudson, explica que el sentimiento generado no es justamente por la otra persona, sino más bien por las actividades que se llevan a cabo; es decir, las personas tienden a pasar más tiempo haciendo actividades agradables con amigos que con la familia, quienes ocasionalmente se encuentran juntos realizando tareas desagradables como tareas del hogar o de cuidado.

“Nuestro estudio sugiere que esto no tiene que ver con la naturaleza fundamental de las relaciones entre familiares y amigos. Cuando controlamos estadísticamente las actividades, la ‘mera presencia’ de niños, parejas románticas y amigos predijo niveles similares de felicidad. Por lo tanto, este documento proporciona una visión optimista de la familia y sugiere que las personas disfrutan genuinamente de sus parejas románticas e hijos”, indicó Hudson.

En el estudio participaron cerca de 400 personas, a quienes se les solicitó pensaran en momentos vividos con amigos y con familiares, y que identificaran las actividades compartidas para posteriormente, calificar si las experiencias les generaron emociones y cuáles fueron.

Las actividades que las personas realizan con mayor frecuencia mientras están con sus parejas románticas incluyen socializar, relajarse y comer. Las personas también tienden a realizar actividades similares cuando están con sus amigos.

Pasar tiempo con sus hijos también significó más tiempo para hacer cosas que tenían una asociación negativa, como las tareas del hogar y los desplazamientos. Sin embargo, la actividad que las personas informaron con mayor frecuencia con sus hijos, el cuidado de los niños, se consideró de manera positiva. Y, en general, las personas informan sentir niveles similares de bienestar mientras están en presencia de amigos, parejas e hijos una vez que la actividad se ha eliminado de la ecuación.

“Es importante crear oportunidades para experiencias positivas con parejas románticas e hijos, y saborear mentalmente esos momentos positivos. Por el contrario, las relaciones familiares que no implican nada más que tareas domésticas, tareas domésticas y cuidado de niños probablemente no predecirán mucha felicidad”, agregó Hudson.