“Dile a mi mamá que la amo”, dijo menor de 13 años en Utah tras ser baleado por policías cerca de su casa

Divulgan video de cámaras corporales de agentes que dispararon al menos 11 veces contra el menor que sufría una crisis emocional, según alertó su madre
“Dile a mi mamá que la amo”, dijo menor de 13 años en Utah tras ser baleado por policías cerca de su casa
Oficiales del Departamento de Policía de Salt Lake City, en Utah, dispararon contra el menor de 13 años en al menos 11 ocasiones.
Foto: Departamento de Policía de Salt Lake City / Cortesía

El Departamento de Policía de Salt Lake City, en Utah, compartió el lunes imágenes de las cámaras corporales de los oficiales que dispararon a un menor autista de 13 años luego de una llamada de su madre por incidente doméstico.

En uno de los videos del hecho reportado el 4 de septiembre pasado se escucha a dos oficiales discutiendo sobre si era adecuado intervenir con el menor ya que temían que se desatara un tiroteo.

A medida que los agentes se acercan a la vivienda en Glendale, uno expresa que veía movimientos en el patio trasero. Es entonces cuando los policías corren tras el muchacho mientras le gritan que se detenga y que se tire al piso. Cuando lo alcanzan, le piden nuevamente que se ubique en el suelo. El joven continúa caminando hasta que se escuchan varios disparos.

Los uniformados dispararon en al menos 11 ocasiones.

“Dile a mi mamá que la amo”, supuestamente expresó el menor tras ser baleado, según trascendió en la conferencia de prensa que ofreció el Departamento sobre el caso.

Las imágenes de las cámaras de seguridad de los oficiales no muestran al menor en posesión de un arma; tampoco consta en el reporte policial, revelado hace dos días a la par con las imágenes.

El adolescente permanece hospitalizado ya que varios de sus órganos fueron perforados.

La madre del menor, identificada como Golda Barton, avisó a las autoridades porque temprano ese día éste había indicado que tenía un arma y amenazó con atacar a uno de sus compañeros de trabajo y romper ventanas en la casa. La progenitora, sin embargo, aclaró que pensaba que su hijo solo tenía una pistola de balines (BB gun) o de perdigones.

Barton ha dicho en varias entrevistas que solo quería que controlaran a su hijo, ya que experimentaba una crisis emocional.

La mujer, además, alertó a las autoridades que su hijo se altera si ve a la Policía.

“El ve la placa y automáticamente piensa que lo van a matar o que se tiene que defender de alguna forma”, advirtió la madre.

Al momento, “un equipo de protocolo conformado por oficiales de múltiples agencias que no tienen vínculos con el Departamento de Policía de Salt Lake City conduce una investigación independiente. Nosotros estamos cooperando completamente con el equipo de protocolo asignado a este caso”, indicó previamente la agencia.

El Departamento añadió que la “Junta de Revisión Civil de la ciudad y Asuntos Internos de la Policía, paralelamente, llevan a cabo investigaciones por separado”.