Mujer gana $45 millones en una demanda; piden bajar el monto para evitar futuros “descalabros judiciales” en Nueva York

Fue golpeada por adolescentes hispanos que lanzaron al vacío un carrito de compras en una tienda “Target”

Mujer gana $45 millones en una demanda; piden bajar el monto para evitar futuros “descalabros judiciales” en Nueva York
New York County Criminal Court
Foto: GOOGLE MAPS

La ciudad está pidiendo a un tribunal de apelaciones que reduzca el pago de $45 millones de dólares por lesiones personales que ganó Marion Hedges tras ser golpeada en la cabeza por un carrito lanzado al vacío por unos adolescentes hispanos afuera de la tienda “Target” en East Harlem. 

El pedido alega que el pago histórico afectaría a las agencias municipales con problemas de liquidez. Ninguna entidad pública es parte en este caso, pero sus abogados temen que la adjudicación de ocho cifras establezca un precedente peligroso, aumentando los costos legales futuros en demandas contra la ciudad y sus agencias.

El Departamento Legal de la ciudad, la Autoridad de Vivienda (NYCHA) y NY City Transit (NYCT/MTA) están pidiendo a los jueces de la División de Apelaciones de Manhattan que reduzcan el pago a Hedges, quien sufrió daños cerebrales severos luego del incidente de octubre de 2011 en el East River Plaza Mall.

Jeovanni Rosario (13) y Raymond Hernández (12) fueron identificados y sentenciados a una prisión juvenil por arrojar el carrito desde un paso elevado de 79 pies, mientras la filántropo Hedges y su hijo estaban comprando caramelos de Halloween para niños pobres el 30 de octubre de 2011.

Hedges, hoy de 55 años, ganó la compensación récord en 2018. Se informó en ese momento que planeaba donar parte del dinero para apoyar al Johnson Community Center en East 113th St.

La víctima no demandó a los atacantes, sino a la tienda Target, el centro comercial y la compañía de seguridad por negligencia, diciendo que habían ignorado incidentes similares en el pasado.

Los miembros del jurado llegaron al veredicto después de un juicio de cuatro semanas y media. Le otorgaron a Hedges $40.7 millones de dólares, a su hijo de 19 años $2.5 millones y a su esposo otros $2 millones.

El juez del tribunal de primera instancia redujo la cantidad histórica a la mitad, pero la madre lesionada todavía está luchando contra las compañías de seguros del centro comercial y su empresa de vigilancia para que le paguen.

“La vigilancia de la corte es ahora más necesaria que nunca”, alegó Devin Slack, abogado adjunto de corporaciones del Departamento Legal del Alcalde Bill de Blasio, ante un panel de jueces de la corte de apelaciones.

“Los gobiernos estatales y locales de todo el país enfrentan crisis fiscales sin precedentes y están haciendo profundos recortes en los servicios públicos, desde la educación y la atención médica”. El cierre por COVID-19 privó a NYC de al menos $9 mil millones de dólares en ingresos.

Pero el abogado Hedges, Thomas Moore, no está de acuerdo. “¿Por qué la ciudad y la MTA, al señalar sus incuestionablemente difíciles circunstancias como resultado del COVID, deberían privar a esta demandante de su justicia y de su día en la corte después de siete años? Esa es mi respuesta a esto”, declaró al New York Post.

“La MTA se encuentra en medio de un tsunami fiscal de una vez en 100 años que ha demolido el 40% de nuestros ingresos”, escribió Lawrence Heisler, abogado de la MTA.

“Esa nueva realidad exige que los tribunales condenen el ‘anclaje’, la práctica de que los abogados pidan al jurado una compensación injustificadamente alta. Esa práctica produce resultados, seduciendo a los jurados para que entreguen premios que difieren enormemente de una compensación razonable”, argumentó Heisler.

Se espera que el panel de apelaciones se pronuncie sobre el asunto a principios del próximo año.

“Si el tribunal respalda estos enormes premios del jurado, y se permite que los abogados litigantes de lesiones personales continúen con estas tácticas, habrá temporada abierta en agencias de la ciudad que ya tienen problemas de efectivo”, opinó Tom Stebbins, director de “Lawsuit Reform Alliance of New York” (Alianza para la Reforma de la Demanda en Nueva York).

Como tiburones en un naufragio, todos los abogados de la ciudad olerán sangre en el agua mientras los presupuestos de la ciudad y la MTA financiados por los contribuyentes se están ahogando”, metaforizó Stebbins.