Benadryl Challenge: La FDA advierte sobre los riesgos de consumir difenhidramina para participar en el reto de TikTok

Las autoridades señalan casos de adolescentes que han requerido atención médica de emergencia o que han muerto para cumplir el reto
Benadryl Challenge: La FDA advierte sobre los riesgos de consumir difenhidramina para participar en el reto de TikTok
El Benadryl es un medicamento de venta libre.
Foto: Getty Images

El Benadryl (difenhidramina) es un antihistamínico de venta libre que se utiliza para contrarrestar los síntomas de la alergia o el resfriado común, como estornudos y secreción nasal, pero al consumirse en grandes cantidades provoca alucinaciones y puede conducir a una falla cardiaca fatal.

En las últimas semanas la farmacéutica que fabrica el medicamento pidió evitar su consumo inadecuado para participar en el reto de Tik Tok conocido como Benadryl Challenge. Y ahora, la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos advierte sobre los riesgos de consumir difenhidramina en grandes cantidades, especialmente entre los jóvenes.

“Estamos al tanto de las noticias de adolescentes que terminan en las salas de emergencia o mueren después de participar en el ‘Benadryl Challenge’ alentado en videos publicados en la aplicación de redes sociales TikTok. Estamos investigando estos informes y realizando una revisión para determinar si se han informado casos adicionales”, señaló la FDA en un comunicado.

El desafío viral consiste en consumir el antihistamínico en grandes cantidades hasta que produzca alucinaciones. Las reacciones deben registrarse en video y subirse a esa red social. Una adolescente de 15 años murió a causa de la intoxicación con el medicamento en Oklahoma, según la prensa local.

La FDA asegura que ha contactado a TIkTok para pedirles “encarecidamente eliminar los videos de su plataforma y a estar atentos para eliminar videos adicionales que puedan publicarse”. Llama también a consumidores, padres y cuidadores para almacenar el Benadryl y todos los medicamentos, de venta libre o recetados, en un lugar fuera del alcance de los niños o incluso bajo llave. El objetivo es evitar intoxicaciones accidentales o “el mal uso por parte de los adolescentes, especialmente cuando están en casa con más frecuencia debido a la pandemia de COVID-19 y es más probable que experimenten”.

La intoxicación por difenhidramina puede producir alucinaciones, problemas cardiacos graves, convulsiones, coma, o incluso la muerte.