¿Trump puede firmar una orden ejecutiva para un nuevo cheque de $1,200?

El mandatario quiere enviar fondos antes del 3 de noviembre
¿Trump puede firmar una orden ejecutiva para un nuevo cheque de $1,200?
El presidente no puede ordenar sacar dinero del Departamento del Tesoro.
Foto: Getty Images

El Presidente de los Estados Unidos tiene poder, pero no es ilimitado, ya que debe negociar con el Congreso la designación de presupuesto y otros aspectos de gobierno.

En el caso de un nuevo cheque de estímulo por coronavirus de $1,200, el presidente Donald Trump podría intentar firmar una orden ejecutiva para destinar fondos antes de la elección del 3 de noviembre, aunque se enfrentaría a un problema de separación de poderes.

Lo anterior debido a que la Constitución no le da la posibilidad de sacar dinero del Departamento del Tesoro libremente.

“No se retirará dinero de la Tesorería, sino es como consecuencia de asignaciones hechas por ley”, dice el Artículo I, Sección 9.

Los únicos que pueden hacer leyes son los representantes del Congreso. Ahí la complejidad en las negociaciones sobre el paquete económico que no contempla solamente la ayuda directa a familias, sino un plan más amplio para gobiernos y empresas.

La analista Kris Cox, experta en política fiscal del Centro de Prioridades de Política y Presupuesto, confirmó a CNBC que el Congreso es al único habilitado para designar los fondos a un cheque de estímulo.

“La Constitución exige que solo el Congreso tiene el poder de la cartera, el presidente no puede gravar y gastar unilateralmente”, dijo Cox.

Hay un elemento importante: el dinero de ayuda económica, incluídos los $500 dólares para niños o dependientes, es una devolución de impuestos, pero en una figura distinta. Por ello el dinero debe salir del Departamento del Tesoro, solamente a través de una orden del Congreso.

Así lo explicó Seth Hanlon, un experto en política fiscal del Centro para el Progreso Americano a Yahoo!

Hace unas semanas, el presidente Trump dijo que le gustaría destinar el remanente de $300,000 millones de dólares considerados en la Ley CARES, el cual estaba destinado a empresas, pero no fue utilizado. El propio mandatario reconoció entonces que el Congreso debía decidir también sobre eso.

Cabe también aclarar que la orden ejecutiva para destinar $300 dólares de bono al seguro de desempleo no contempló dinero del Tesoro, sino fondos de emergencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Las negociaciones sobre un nuevo cheque de estímulo están estancadas y, en medio de la batalla por la nominación a la Corte Suprema, es difícil que se apruebe antes de las elecciones del 3 de noviembre.