Los métodos para bajar de peso más extraños de la historia

La necesidad de bajar de peso ha llevado a muchos a inventar métodos poco convencionales

Los métodos para bajar de peso más extraños de la historia
Hay personas que se someten a métodos muy extraños para bajar de peso.
Foto: Shutterstock

Los métodos para bajar de peso son tantos que algunos han caído en el completo olvido, otros tienes fundamentos un poco extraños, y otros si han logrado tener éxito. Pensando en ello, aquí te hablaremos un poco sobre los métodos para bajar de peso más extraños de la historia.

Fletcherismo

De acuerdo al Doctor Michael Mosley en un artículo para la BBC, Horace Fletcher era un hombre que estaba agotado por sufrir de obesidad e indigestión, y por eso ideó una nueva forma que lo ayudaría a perder peso y mejorar su proceso digestivo.

Este método es conocido como Fletcherismo. En esencia, su método consistía en masticar bien la comida, tomándose el tiempo para comer e ingerir solo lo que se tiene en el plato y solo cuando se tenga hambre.

Lo que más se popularizó de este método fue masticar hasta 32 veces la comida. Aunque hay quienes lo acusaron de charlatán, se ha comprobado que el principio de masticar bien y tomarse el tiempo para comer lo necesario y cuando se tenga hambre son esenciales para que el cuerpo se nutra y evitemos los atracones.

La dieta de la bella durmiente

dormir
La dieta de la Bella Durmiente implica dormir más horas para no tener que comer. Foto: Shutterstock

Fue una “dieta” que estuvo de moda en la década de los 60 y que hasta el mismo Elvis Presley intentó. Esta técnica consistía en dormir largas horas para evitar comer. En el caso de Presley, llegó a inducirse un coma por varios días.

Sin embargo, el doctor Mosley señala que hacer esto encierra graves peligros, ya que para estar mucho tiempo bajo un sueño inducido algunos ingerían pastillas para dormir, lo que genera serios problemas de salud en el organismo.

También señala que al despertar se produce una sensación de hambre por todo el tiempo que el cuerpo ha pasado sin nutrirse, lo que podría provocar el efecto contrario al deseado.

Ropa de goma

Con el procesamiento del caucho, inventado por Charles Goodyear en el siglo XIX, los fabrincantes buscaron maneras ingeniosas para sacarle provecho. Una de ellas fue la creación de corsés y bragas de este material que se suponía ayudaría a perder peso.

Los inventores creían que el caucho detendría la grasa mientras hacía sudar a las personas y así adelgazarían. La verdad es que lo que provocó el uso de este material fueron heridas en la piel, dejándola indefensa ante infecciones.

Existen otros muchos métodos extraños e inusuales para bajar de peso. Lo recomendable es buscar dietas saludables y hacer ejercicio. Consultar con un nutricionista es importante para obtener asesoramiento correcto y evitar problemas que comprometan la salud.