Mensajes de su exnovia y un desconocido frente a su casa antes de secuestro y asesinato de Rosimar en Puerto Rico

La muerte de la joven de 20 años, cuyo cuerpo fue hallado en estado de descomposición, consterna a la ciudadanía en la isla

Mensajes de su exnovia y un desconocido frente a su casa antes de secuestro y asesinato de Rosimar en Puerto Rico
Rosimar Rodríguez fue secuestrada frente a la vivienda en donde residía en Toa Baja, Puerto Rico.
Foto: Policía de Puerto Rico / Cortesía

Por Alex Figueroa Cancel

Las autoridades están en un momento clave para esclarecer el caso de la joven Rosimar Rodríguez Gómez, cuyo cuerpo fue encontrado el domingo pasado a orillas de la carretera en Dorado, 11 días después de que fuera secuestrada.

Después de que el lunes se confirmara la identidad del cuerpo, se espera que en cualquier momento su muerte sea clasificada oficialmente como asesinato, supo El Nuevo Día.

En momentos en que las autoridades se aprestan a completar el proceso de investigación, el Departamento de Justicia le ordenó a los oficiales de la Policía a no hacer más expresiones hasta nuevo aviso, informó el sargento Axel Valencia, portavoz de la Uniformada.

La víctima y los hechos

Rodríguez Gómez tenía 20 años de edad. Le gustaban los deportes y escuchar música. Sus allegados la han descrito como alguien muy alegre, aplicada y familiar.

Su madre, Rosa Gómez, dijo el pasado martes al programa televisivo “Lo Sé Todo” que aquel 17 de septiembre le pidió a su hija que se quedara con ella, pero la joven indicó que iba a ir a casa de su tía, para llevarla a una cita. Rodríguez Gómez, además, estaba residiendo en casa de su tía.

La madre agregó que mensajes de texto enviados a su hija a las 9:17 de la noche, para saber si había llegado bien, nunca fueron contestados. Esa hora se ubica cerca de lo relatado por una prima de la víctima a las autoridades en relación al secuestro de Rodríguez Gómez.

Su expareja la contactó

La semana pasada, Marangeli Gómez Ortiz, tía de la joven, indicó a El Nuevo Día que a Rodríguez Gómez alguien se la llevó a la fuerza del frente de la casa donde vivía, en Sabana Seca, a eso de las 9:20p.m.

La joven recién llegaba a la casa cuando recibió comunicaciones de su expareja, Joelys Soto, según informó la prima de Rodríguez Gómez a las autoridades.

“Supuestamente la expareja la estaba texteando y entonces la llamaba y se escuchaba como un llanto, le decía ‘solo puedo escribir’”, indicó Gómez en la entrevista televisada.

“La expareja estaba llorando: ‘Necesito hablar contigo’. Y Rosimar le dice ‘llega a casa’”, agregó.

A Gómez le llamó la atención que Soto “sabe dónde vive Rosimar, pero entonces ella le pide la ubicación. Rosimar dice (a la prima): ‘qué le pasa, a ella le pasa algo’”.

La montaron a la fuerza

Por su parte, la tía indicó a El Nuevo Día que “la prima le dijo que no se fuera y le contestó que no se iba. Entonces, ella estaba abajo, frente a la casa y la prima arriba, cuando oye un ruido. Miró y entonces ve que Rosimar está parada frente al carro”.

“Alguien le grita ‘quién cara… eres’. La montó a la fuerza y se la llevó”, añadió la tía.

El vehículo en el que montaron a Rodríguez Gómez fue descrito por su prima como una “guagua blanca”, cuatro puertas, con los cristales oscurecidos.

Intentos de la primera para llamar al teléfono celular de Rodríguez Gómez no recibieron respuesta.

Un desconocido

Mientras, la prima no pudo identificar quién fue el hombre que se bajó, le gritó a Rodríguez Gómez y la montó en el vehículo. Solo pudo describirlo como un hombre, de estatura media, trigueño y delgado.

En la entrevista televisada, Gómez dijo que “ese es aparentemente un amigo de Joelys, no de mi nena”.

Asimismo, indicó que tampoco había logrado comunicación con la expareja de su hija.

“Los teléfonos desde el jueves (17 de septiembre) salen apagados”, señaló Gómez.

La investigación y búsqueda

Por varios días se movieron mensajes en las redes sociales clamando por información que ayudara a dar con el paradero de Rodríguez Gómez.

Según recibieron más información, los investigadores conformaron un equipo de trabajo que tres días después comenzó a indagar sobre diversas confidencias y a buscar cámaras de seguridad para tratar de identificar el auto, así como una posible ruta que habría seguido aquella noche.

Eventualmente, el CIC de Bayamón indicó que buscaban una guagua Suzuki Vitara o SX4.

En esos primeros días de investigación comenzaron a realizar entrevistas a diversas personas que conocían a Rodríguez Gómez. Una de ellas fue Soto.

El pasado 21 de septiembre, Haddock dijo que “la expareja alega que no ha sabido nada más de ella”.

Varios días después, al esfuerzo de la búsqueda se unió el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) para apoyar al equipo de cuatro agentes, un sargento, un teniente y dos fiscales asignados al caso.

Hasta ayer, habían entrevistado entre 10 y 12 personas, dos de las cuales fueron interrogadas en presencia de un fiscal este pasado domingo, el mismo día en que ocuparon una guagua SX4 con las mismas descripciones ofrecidas en relación al secuestro de Rodríguez Gómez.

La escena y Ciencias Forenses

El sábado, al corroborar confidencias recibidas en entrevistas, los investigadores llegaron hasta un predio baldío aledaño a la carretera PR-165, kilómetro 20, en Dorado, donde hallaron el cuerpo de una persona.

Debido a que el cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición, no pudieron establecer una identidad de inmediato.

Después de analizar la escena, personal forense pudo informarle a la Policía que tenía “características de mujer” y que vestía unos zapatos, rojo y blancos, similares a los que tenía Rodríguez Gómez cuando fue secuestrada.

Sin embargo, ninguna determinación se podía producir hasta que la identidad fuera corroborada o descartada por personal del Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

Identificación dental

Por esta razón, solicitaron a la familia de la joven que llevara artículos personales, como cepillo de dientes, y otros documentos para ayudar con el análisis.

Durante el día de ayer, el NCF también obtuvo récords del expediente del dentista de Rodríguez Gómez.

Después de varias horas, en la tarde de ayer la doctora María Conte, comisionada del NCF, anunció que los estudios confirmaron que el cuerpo encontrado en Dorado era el de Rodríguez Gómez.

“La identificación es una científica, dental”, detalló Conte.

En cambio, dijo que no podía ofrecer detalles sobre las causas de la muerte y otros aspectos de la autopsia, porque se trata de información que solamente el patólogo puede compartir con fiscales y agentes a cargo de la pesquisa.

Se limitó a indicar que la muerte de la joven “no es una natural y será investigada por agentes del orden público”.

Por su parte, Haddock había indicado en la mañana de ayer que en la escena se halló evidencia compatible con armas de fuego.

Investigación encaminada

Tras la confirmación de la muerte de Rodríguez Gómez, las autoridades entraron en una fase definitiva y complicada para completar la investigación sobre la muerte.

Se esperaba que pronto su fallecimiento fuera clasificado como asesinato, mientras que los oficiales continuaban con las entrevistas.

El proceso incluía, además, realizar un registro del vehículo ocupado el domingo, que fue llevado a la comandancia de Bayamón.

Las distintas puertas del auto tenían pegados sellos para que no se abriera hasta que se produjera la orden del tribunal para realizar el proceso.

Mientras, el Departamento de Justicia ordenó a la Policía que no se emitan declaraciones sobre el caso hasta que puedan completar la recopilación de la evidencia necesaria para convertir sospechas en cargos criminales que se puedan presentar ante el tribunal.

Hasta la mañana de hoy, la Policía no había informado sobre arrestos relacionados al caso.