La dieta Keto podría ser mala para el corazón, dicen científicos

La dieta keto fomenta el consumo de grasas saturadas en el organismo

La dieta Keto podría ser mala para el corazón, dicen científicos
La dieta Keto podría presentarse como una opción de pérdida de peso no tan saludable.
Foto: Shutterstock

No todas las dietas que existen son confiables o están exentas de peligro. Sea por los alimentos que debemos comer, los que nos prohíben consumir, o los efectos que percibe nuestro cuerpo, hay dietas que es mejor evadir en pro de regímenes de alimentación más saludables para nosotros.

Una de estas dietas cuestionables es la dieta keto, que aunque puede ser de ayuda para perder peso, también está asociada a ciertos peligros para nuestra salud y, en especial, para la salud cardíaca, como veremos a continuación.

¿Qué es la dieta keto?

Según un estudio de la National Jewish Healt reseñado por Fox News, la dieta keto es un régimen de alimentación que consiste en consumir grasas principalmente saturadas y proteínas en altas cantidades mientras se restringe el consumo de carbohidratos.

Aplicar la dieta keto induce en el cuerpo el estado de ketosis, un estado metabólico en que el cuerpo tiene un acceso limitado a la glucosa, y en el que es energizado principalmente por las grasas consumidas.

Se ha dicho que esta dieta proporciona ciertos beneficios a la salud del ser humano, como la reducción del apetito (útil si se quiere adelgazar) y la disminución de los niveles de azúcar en la sangre. También hay evidencias de que este régimen puede ayudar a la salud cardiovascular.

Posibles peligros de la dieta keto

Como todo régimen alimenticio, la dieta keto tiene sus pros y sus contras. Fuente: Shutterstock

Investigadores del National Jewish Health revisaron los hallazgos descubiertos por estudios científicos sobre la dieta keto, así como investigaciones sobre dietas intermitentes. Esto con el fin de confirmar los supuestos beneficios que se le atribuyen a esta dieta.

Los resultados señalan que esta dieta sí parece ayudar al adelgazamiento en el corto plazo y que podría contribuir con la salud cardiovascular. No obstante, también se observa que esta dieta permite el consumo de comidas que incrementan el riesgo cardiovascular.

En concreto, la dieta keto fomenta la ingesta en altas cantidades de grasas saturadas, que son conocidas por ser especialmente dañinas para el corazón. Las grasas saturadas también están asociadas a un incremento de los lípidos en la sangre.

Habría evidencias también de que prolongar el tiempo de la dieta keto podría inducir el estrechamiento de las arterias, lo que dificultaría la circulación de la sangre en el cuerpo.

Además, las investigaciones indicaron que estos alimentos no son tan efectivos para la prevención de enfermedades del corazón como lo son aquellos que son recomendados por los expertos de salud.

Todas estas serían razones que justificarían el por qué hay estudios científicos que señalan que las personas que hacen uso de la dieta keto tienen un mayor riesgo de muerte que las personas que aplican otras dietas para bajar de peso.

En conclusión, la dieta keto es un régimen de alimentación al que hemos de acercarnos con cuidado, por lo que quizá sea preferible optar por otras vías que nos permitan adelgazar sin tanto riesgo. Acude a tu médico de confianza antes de utilizar cualquier método para adelgazar.

También te puede interesar:

¿Cómo bajar de peso sin hacer ejercicio?