3 claves sobre avance de nuevo plan de estímulo con los $1,200 por persona

El plan también contempla $600 dólares como bono al seguro de desempleo

3 claves sobre avance de nuevo plan de estímulo con los $1,200 por persona
El secretario Mnuchin busca reducir el plan de los demócratas.
Foto: Kevin Dietsch-Pool / Getty Images

Este martes continúan las negociaciones sobre el paquete de estímulos de $2.2 billones de dólares contra coronavirus que los demócratas aprobaron en la Cámara, pero el Gobierno del presidente Donald Trump busca reducir.

Con el retorno a la Casa Blanca del mandatario, los acuerdos podrían tomar un rumbo más acelerado, tomando en cuenta que el presidente busca enviar la ayuda antes del proceso electoral y urgió al Congeso a aprobar el paquete, aunque los republicanos se resisten.

1. La propuesta

La renovada Ley HEROES que defiende la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), es uno de los planes más amplios que incluye todos los frentes de ayuda, comenzando con los $1,200 dólares por familia y $600 dólares del bono al seguro de desempleo. Además incluye:

  • Apoyos a empresas y hospitales
  • Fondos para escuelas
  • Apoyo para los gobiernos estatales y locales
  • Asistencia para inquilinos y propietarios de viviendas
  • Recursos adicionales para pruebas y rastreo de contactos
  • Medidas para fortalecer la oficina de correos y completar el censo
  • Ayuda a comercios como restaurantes y teatros
  • Fondos para el sistema de tránsito

2. El problema

La Administración Trump, representada por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se resiste a los recursos para gobiernos estatales y federales, además quiere reducir el bono de $600 dólares al seguro de desempleo.

La contrapropuesta a la de demócratas es de $1.6 billones de dólares, pero Pelosi y sus colegas consideran que el monto es muy bajo, aunque están dispuestos a reducir los $2.2 billones originales, pero “no mucho”, dijo el congresista demócrata Ted Lieu (California).

3. Los tiempos

El acuerdo debe ocurrir esta semana, ya que daría tiempo a los congresistas a redactar la nueva legislación, lo que tardaría al menos dos semanas, para luego aprobarla en el Congreso.

El Senado está en una especie de semi-receso, pero el 19 de octubre retornaría a sesiones del pleno, principalmente para avalar a la jueza Amy Coney Barrett para la Corte Suprema.

En ese periodo podría aprobarse el nuevo paquete de estímulo, si se pretende hacerlo antes de las elecciones.

De concretarse esas acciones en dichos tiempos, la Oficina de Recaudación de Impuestos (IRS) podría comenzar a procesar los pagos más rápido que con la Ley CARES, al tener la infraestructura necesaria.