Alcalde De Blasio pide ayuda a todos en Nueva York para evitar una posible segunda ola del COVID-19

El Alcalde aseguró que las 'Zonas Rojas' de mayores contagios presentan mejorías, pero insistió en que no se puede bajar la guardia, mientras que Cuomo advirtió que el Estado decidirá cuando levantar restricciones

Alcalde De Blasio pide ayuda a todos en Nueva York para evitar una posible segunda ola del COVID-19
El Alcalde De Blasio hizo un llamado a todos los neoyorquinos a extremar las medidas contra el COVID-19 para evitar una segunda ola
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Desde que la pandemia del COVID-19 tocó las puertas de la Gran Manzana, dejando hasta ahora 19,264 muertes confirmadas y 246,836 contagios reportados, el temor de una segunda ola del virus ha estado latente entre los neoyorquinos.

Y con más de una veintena de vecindarios nuevamente con restricciones debido al aumento de infecciones de coronavirus, especialmente en Brooklyn y Queens, el fantasma de un rebrote del COVID-19 no deja de rondar la mente de muchos como Jorge Atehortua.

El ecuatoriano, quien vive en Corona, en Queens, considerada una de las zonas amarillas muy cercana de zonas rojas como Kew Gardens, siente que en la ciudad existe una falsa sensación de que lo peor ya pasó, y que ya no hay por qué tomar medidas de protección estrictas, pensamientos que no convienen en este momento.

Las personas parecen ya no tenerle miedo al COVID y creen que la tempestad ya pasó, pero si no ponemos todos de nuestra parte y no seguimos los protocolos de cuidado, una tormenta peor nos puede caer encima con una segunda ola”, asegura muy preocupado el padre de familia.

Y sin descartar del todo que pudiera darse un rebrote del COVID-19 en la Gran manzana, este jueves el alcalde Bill de Blasio advirtió que con el incremento de casos en varios barrios, la ciudad está atravesando por un momento, en el que urge extremar las medidas de protección.

“Esta es una semana decisiva en la lucha que estamos librando contra una segunda ola del coronavirus. Y repito, no es necesario que haya una segunda ola en la ciudad de Nueva York. Podemos detener una segunda ola si actuamos con decisión ahora todos nosotros”, dijo el líder neoyorquino, destacando que la puesta en marcha de acciones conjuntas funciona para ponerle el pie al virus.

“Ahora mismo estamos entrando en nuestra segunda semana de pausa en las zonas rojas y las otras zonas que han sido establecidas por el Estado. Los resultados de hoy indican cierta estabilización, alguna mejora y que todos estos esfuerzos de base, toda la educación, toda la distribución de mascarillas, la aplicación de la ley, las pruebas, todo está teniendo un impacto”, agregó el mandatario, al tiempo que instó a no bajar la guardia y a que todos se hagan la prueba para poder frenar el auge del COVID-19. “Tenemos más que hacer, pero se han realizado decenas de miles de pruebas en las áreas de mayor preocupación, eso está ayudando. Alentamos a todos a que salgan y se hagan la prueba. Ahora estamos viendo un estancamiento de los resultados de las pruebas, y esa es una muy buena señal”.

Una segunda ola “sería una pesadilla”

De Blasio advirtió que permitir el avance de una segunda ola del coronavirus en la ciudad, que entre marzo y junio pasado vivió una intensa pesadillas, sería muy grave de camino a la recuperación.

“Piensen en lo que significaría una segunda ola para todos nosotros. Una segunda ola significaría muchos cierres. Retrocederíamos. Nadie quiere eso. Entonces podemos detener esto de una vez por todas en estas áreas de Brooklyn y Queens, donde existe una preocupación y, por lo tanto, proteger a toda la ciudad. Y eso es lo que vamos a hacer”, advirtió el Alcalde.

De Blasio agregó que el domingo tendrá más datos para saber si se pueden levantar algunas restricciones la próxima semana o si se requiere de más tiempo, dependiendo del progreso en las zonas rojas.

Pero el gobernador Cuomo, en lo que pareció un nuevo enfrentamiento de posturas le salió al paso al Alcalde y manifestó que es demasiado pronto para pensar en ello y le recordó que quien tomará esa decisión es él. “Esa es una regulación estatal… El estado tomará esa determinación. No depende de la Ciudad de Nueva York. No depende del alcalde”, enfatizó Cuomo, quien insistió en que la Gran Manzana mejorará sus labores de vigilancia para hacer cumplir las reglas, tras la advertencia del miércoles de quitarle fondos si no lo hace.

“Creo que el cumplimiento de la ley va a aumentar. No creo que estas organizaciones quieran perder fondos”, comentó el Gobernador, haciendo que su copartidario municipal respondiera: “Estoy muy acostumbrado al fanfarroneo desde Washington y Albany. Entiendo las bravuconadas cuando las veo. Pero aquí tenemos un trabajo que hacer. El trabajo es proteger a los neoyorquinos”.

Y sobre las quejas del Estado hacia la Ciudad por la falta de acciones de cumplimiento de las normas de protección como el distanciamiento social, el uso de máscaras, las no aglomeraciones y el 25% de capacidad de servicio en restaurantes, que pudieron incidieron en el aumento de casos, el Alcalde aseguró que han estado muy firmes en ese compromiso.

Piden a neoyorquinos no bajar la guardia

De Blasio destacó que junto al aumento de pruebas, la aplicación de la ley es el otro componente que ayudará a frenar los casos e instó de nuevo a los neoyorquinos a no bajar la guardia en los protocolos básicos.

“La gran mayoría de neoyorquinos a lo largo de esta crisis han hecho un gran trabajo usando máscaras, practicando el distanciamiento social (…) pero siempre habrá algunas personas, y esto es cierto en todas partes, habrá algunas personas que no recibirán el memo (que no obedecen) y tenemos que esforzarnos mucho, por eso continuamos con muchas inspecciones, mucha actividad de aplicación de la ley”, afirmó el político.

1,700 sitios fueron inspeccionados ayer por inspectores de la ciudad, se emitieron 25 multas. Y en las últimas dos semanas, solo para dar una idea general, se han inspeccionado 18,000 sitios: escuelas, tiendas, instituciones comunitarias, todo tipo de lugares y se han dado 288 multas y en algunos casos de muchos miles de dólares. Así que aquí hay un esfuerzo serio”, concluyó el Alcalde

El gobernador Cuomo insistió por su parte en el llamado a las autoridades neoyorquinas para que sigan firmes con planes para penalizar, si es necesario a quienes no cumplan las leyes de protección del COVID-19 y manifestó con preocupación que ciertos grupos en comunidades afectadas con los aumentos de casos han dicho públicamente que nunca las han cumplido.

“Si tenemos una mejor aplicación de las normas del COVID, salvaremos vidas y eso es lo que estamos tratando de hacer, pero parte de la complejidad aquí, especialmente con miembros de la comunidad ultraortodoxa (judía), es que nunca han cumplido las reglas. No es que no estén cumpliendo con la regla actual de la zona roja, sino que nunca cumplieron con ninguna de las reglas de cierre que se remontan a marzo”, destacó Cuomo. “Por eso quiero ser amable y claro con el gobierno local, porque no es que no hayan hecho cumplir las reglas en las últimas dos semanas. Algunos de ellos no han hecho cumplir las reglas durante meses, y ese es el impacto para algunas de estas comunidades y eso me parece inexplicable”.

El mandatario estatal también anunció que proporcionarán 200,000 kits de pruebas rápidas a las escuelas de la Gran Manzana que están en las llamadas “Zonas Amarillas”.

“He pedido a los gobiernos locales que realicen pruebas en las escuelas que rodean las Zonas Rojas, en lo que llamamos Zonas Amarillas. Algunos de los gobiernos locales han dicho que no tienen suficientes pruebas para hacerlo. He dicho que si necesitan algo, me digan para proporcionárselas”, dijo Cuomo, destacando la reducción de casos positivos en las zonas rojas de 6,29% a 4,84% en el último día. La preocupación es que en esas áreas vive solo el 2.8% de la población del estado y representa el 11.5% de contagios reportados.

El COVID-19 en cifras en Nueva York

  • 13 muertes se registraron en el último día en el estado
  • 25,618 es el total de fallecimientos por COVID desde que empezó la pandemia
  • 19,264 muertes se han registrado en la Gran Manzana
  • 897 hospitalizaciones totales hay en el estado
  • 108 fueron los ingresos nuevos en el último día en el estado
  • 197 pacientes están en Unidades de Cuidados Intensivos
  • 95 pacientes están entubados
  • 4.84% es el promedio de casos positivos en las zonas rojas
  • 11.5% del total de contagios están en ls zonas rojas, a pesar de que esas áreas solo representan el 2.8% de la población
  • 1.09% es el promedio de contagios nuevos en el estado
  • 1.31% es el índice de contagios nuevos en la ciudad
  • 1.49% es el promedio de casos positivos en los últimos 7 días, por debajo del 3% que generaría alarma