Alcalde de Nueva York culpa “a la mala prensa” por miedo escolar al coronavirus, como su rival Trump

52% de los alumnos están estudiando totalmente desde casa en NYC, el distrito educativo más grande del país

Alcalde de Nueva York culpa “a la mala prensa” por miedo escolar al coronavirus, como su rival Trump
Los planteles siguen con poca actividad
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

El impopular alcalde de NYC, Bill de Blasio, culpó a los medios de comunicación por la disminución en el número de familias que optan por enviar a sus hijos a las aulas durante la pandemia de COVID-19.

De Blasio se quejó ayer de que lo que él llama “buenas noticias” sobre la calidad de la instrucción presencial “a menudo no se difunden en los medios de comunicación”. En contraste, “Se extenderán desde la base, será el boca a boca”, afirmó.

Sus palabras recordaron el estilo de culpar a la prensa que exhibe el mandatario Donald Trump, con quien el alcalde mantiene una relación tensa de críticas e insultos.

En su conferencia de prensa ayer, De Blasio aseguró que los padres aprovecharán “la oportunidad de enviar a sus hijos de regreso a los edificios escolares”, a pesar de la falta de noticias positivas.

Hace dos meses, 28% de las familias de la ciudad colocaron a sus hijos en un formato de educación totalmente remoto. Pero al viernes pasado esa cifra se había casi duplicado al 52%.

En NYC, el principal distrito escolar del país, muchos padres, especialmente solteros que no tienen quién cuide a sus hijos, le han dado crédito a De Blasio por presionar para reabrir al menos parcialmente las escuelas hasta el punto de que puedan recibir alumnos de una a tres veces por semana, destacó New York Post.

Ese alivio, han dicho algunos padres, les ha permitido reanudar el empleo. Pero otros han acusado que el aprendizaje en el aula se ha visto empañado por modelos de enseñanza descuidados, horarios complicados y una falta de verdadera instrucción, lo que los ha impulsado a migrar al aprendizaje remoto parcial total.

De Blasio enfatizó ayer que esperaba que las operaciones en las aulas se estabilizaran a medida que avanza el año escolar y los padres se sientan lo suficientemente cómodos sobre la salud y educación de sus hijos.