Elimina el vientre hinchado con una cálida y curativa infusión de avena

La infusión de avena es una bebida reconfortante, muy nutritiva y llena de propiedades antiinflamatorias. Es un gran aliado del sistema digestivo y beneficia la pérdida de peso

Elimina el vientre hinchado con una cálida y curativa infusión de avena
Beber infusión de avena a lo largo del día es un maravilloso hábito para depurar el organismo y combatir el estrés.
Foto: Shutterstock

La avena es considerada uno de los superalimentos más poderosos que tenemos al alcance y todo se relaciona con sus inigualables propiedades nutricionales y medicinales. Entre las grandes bondades de la avena se destaca por ser un alimento muy accesible, completo y de lo más versátil, si bien la manera más común de consumirla es como cereal; existen otras maravillosas alternativas para obtener sus grandes cualidades.

Los copos de avena son un alimento muy práctico y nutritivo, a tal grado que son considerados un básico de toda dieta equilibrada. Son una extraordinaria fuente de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, aportan gran saciedad y beneficios curativos que se relacionan con un mejor funcionamiento de todos los órganos y sistemas. 

La infusión de copos de avena es una bebida de lo más saludable, integrarla como un hábito cotidiano facilita la ingesta diaria de avena y de manera específica se relaciona con numerosas bondades, entre las principales se encuentran sus cualidades antiinflamatorias. 

Sobre los beneficios de la infusión de avena para la inflamación:

1. Favorece el tránsito intestinal

Una de las principales cualidades digestivas de la infusión de avena, se relaciona con su aporte en hidratos de carbono de absorción lenta y su extraordinario contenido en fibra. Ambos aspectos favorecen y aceleran el tránsito intestinal, y también se relacionan con grandes beneficios para mejorar la absorción de los nutrientes. Gracias a esto se beneficia el proceso digestivo, se favorece la eliminación de desechos y toxinas, que se relacionan directamente con afectaciones en la salud. También intervienen de manera positiva sus propiedades antiinflamatorias, las cuales son de gran ayuda para prevenir y combatir dolencias estomacales comunes.

2. Un gran aliado en la pérdida de peso

La infusión de avena es un poderoso diurético natural, lo cual se relaciona con su alto contenido en potasio que crea un buen equilibrio con el sodio. Es por ello que consumirla a lo largo del día es un buen remedio natural para eliminar la retención de líquidos y combatir la hinchazón abdominal. A la vez gracias a su contenido en carbohidratos de absorción lenta, activa el metabolismo y hace que los desechos se eliminen correctamente, evitando que se queden almacenados en el organismo y se produzcan afecciones digestivas, inflamación y condiciones que se relacionan con el aumento de peso. 

3. Contra el estrés

Normalmente estamos acostumbrados a relacionar el consumo de avena con sus más populares beneficios, que son principalmente los enfocados en el sistema digestivo, la depuración y sus cualidades para facilitar la pérdida de peso. Sin embargo la infusión de avena es un maravilloso aliado para disminuir los altos niveles de estrés, ansiedad, nerviosismo e irritabilidad. Lo sugiere un estudio realizado por la Universidad de South Australia y en el cual se avalan los beneficios del consumo de avena para mejorar los estados emocionales alterados y regular el estrés. Esto resulta muy relevante ya que es bien sabido que los altos niveles de estrés se relacionan con muchas consecuencias negativas en el organismo, en principio los efectos del cortisol, hacen que el organismo acumulen mucho más las toxinas. También se ven afectados el metabolismo, la salud digestiva y cardíaca. 

¿Cómo preparar la infusión de avena?

Ingredientes:

  • 600 ml de agua
  • 100 gramos de copos de avena (de preferencia orgánicos)
  • 1 ramita de canela
  • 1 cucharadita de miel
  • Recipiente de vidrio con tapa hermética

Modo de elaboración:

  1. En una cacerola mediana agrega el agua y permite su ebullición. Cuando alcance el primer hervor agrega los copos de avena, la ramita de canela y disuelve la miel.
  2. Cocina durante 30 minutos a fuego bajo, revolviendo ocasionalmente. Pasado este tipo tapa la cacerola y permite que este en reposo por 1 hora o más.
  3. Pasado el tiempo de reposo, cuela el líquido y colócalo en un recipiente de vidrio con tapa hermética.

Consejos de consumo:

  • Procura consumir de 500-1000 ml de infusión de avena a lo largo del día.
  • Se aconseja beber un vasito caliente en ayuno y continuar con un vaso previo a las comidas principales, tomando en cuenta realizarlo 15 minutos antes de consumir los alimentos. Contempla una taza tibia, antes de dormir.
  • La recomendación es tener este hábito por 5 días a la semana, sin embargo hacerlo diario es perfectamente saludable y se relaciona con grandes resultados.