Bautizan a su bebé como empresa de Internet y recibirán 18 años de servicio gratuito

Sus padres indicaron que ahorrarán el dinero de dicho servicio para dárselo a su hija cuando sea mayor de edad y lo invierta en lo que más necesite

Bautizan a su bebé como empresa de Internet y recibirán 18 años de servicio gratuito
Cuando cumpla 18 años, Twifia podría usar el dinero para comprar un automóvil o aprender a conducir, piensan sus padres.
Foto: Georgia Maciel / Pexels

El segundo nombre de una persona suele pasar desapercibido, pero hay quienes lo ocultan porque se avergüenzan de él, y ese podría ser el caso de la pequeña Twifia, que acaba de ser bautizada así por un acuerdo comercial que hicieron sus padres con una empresa suiza proveedora de servicios de Internet.

Según reporta LADBible, todo comenzó cuando el papá vio el anuncio que ofrece Wi-Fi durante 18 años a quien nombre a su hijo o hija con el nombre de la compañía. De acuerdo con los términos de la promoción, si es varón, debería llamarse Twifus, y si es niña, Twifia.

En declaraciones al portal australiano de familia e infancia Kidspot, el padre dijo que ahorrarán el dinero que habrían gastado en el servicio de Internet y lo depositarán en una cuenta a la que la niña podrá acceder cuando cumpla 18 años.

Su mamá y su papá, que actualmente tienen 30 y 35 años y pidieron permanecer anónimos, esperan que ella use el dinero en efectivo para comprar un automóvil o aprender a conducir. “Cuanto más lo pensaba, más único se volvía el nombre para mí, y fue entonces cuando la cosa adquirió su encanto”, contó el padre.

Al principio, a la madre no le resultó tan fácil, pero después aceptó con gusto: “Para mí, el nombre Twifia también significa conexión en este contexto. ¡Un vínculo eterno! Hay nombres mucho peores. ¡Y cuanto más a menudo decimos ‘Twifia’, más cordial suena!”, argumentó la mamá.

La pareja decidió no revelar el nombre completo de la pequeña Twifia. “Queremos permanecer en el anonimato con los que nos rodean porque no queremos justificarnos. La acusación de haber vendido el nombre de nuestra hija nos golpea muy fuerte. Estamos un poco avergonzados”, dijeron.

Pero, ¿qué pasaría si la empresa dejara de existir antes de todos esos años? Philippe Fotsch, jefe de Twifi, respaldó el acuerdo diciendo que pagará por el servicio de Internet de la pareja durante los próximos 18 años, aún cuando la empresa quiebre. “Es una cuestión de honor”, consideró el empresario.

Fotch confirmó que la propuesta de Twifi sigue vigente para nuevos padres que estén dispuestos a bautizar a sus hijos con el nombre de la compañía.