¿Cuál es la principal causa del aumento de peso? Descubre lo que dice la ciencia

Perder de peso con éxito y a largo plazo no es una simple cuestión de voluntad. Los ojos y el estómago están más conectados de lo que crees

¿Cuál es la principal causa del aumento de peso? Descubre lo que dice la ciencia
Un nuevo estudio revela la directa conexión entre la vista y el aumento de peso, descubre lo que dicen los científicos al respecto.
Foto: Shutterstock

Hoy en día gozar de un peso saludable es una de las medidas más importantes para vivir en salud, prevenir enfermedades crónicas y alargar la esperanza de vida. Si bien perder peso siempre ha sido un tema relevante y que ha dado mucho de qué hablar, en los últimos años se ha vuelto el eje central en la mayoría de las tendencias de nutrición y ha evolucionado inmensamente.

Todos queremos perder peso y mantenerlo a largo plazo, si bien existen pilares fundamentales para lograrlo con éxito, como es el caso de seguir una alimentación equilibrada e integral, la actividad física y el control de los altos niveles de estrés. La realidad es que existen enemigos latentes que dificultan el camino y se relacionan con graves consecuencias en la salud general: un alto consumo de comidas rápidas, los alimentos muy grasosos y aceitosos, los azúcares refinados, el tamaño de las porciones y la falta de disciplina, suelen ser factores que juegan en nuestra contra.

Cualquiera que haya intentado perder peso sabe que la comida falsa y las tentaciones, son dos de los principales obstáculos cuando queremos adelgazar. Sin embargo recientemente se ha liberado un estudio publicado en la revista académica Neurolmage, en el cual se comprueba que el villano más grande en la pérdida de peso, al que nos enfrentamos todos los días y que probablemente hayas pasado por alto todo el tiempo: son los ojos. 

Este trabajo de investigación descubrió que la pérdida de peso no es simplemente una cuestión de voluntad. Se trata de un tema complejo, que está conectado a señales visuales, olfativas y de cierta manera mucho más básicas.

El estudio realizado por investigadores del Departamento de Epidemiología de la Universidad Ben-Gurion del Negev en Israel, se basó en el seguimiento de 92 personas que intentaban perder peso y se realizó durante 18 meses en los cuales los candidatos adoptaron variaciones de la dieta mediterránea. Complementario a los ajustes en su estilo de alimentación recibieron ayuda extra en el camino y se les otorgaron membresías gratuitas en el gimnasio y acceso a clases de ejercicios aeróbicos. 

Los candidatos se sometieron a una serie de resonancias magnéticas y diversas pruebas de “función ejecutiva conductual” al comiendo del estudio y después de un seguimiento de 6 meses, con el objetivo de medir su progreso. El objetivo de los científicos fue explorar a profundidad las “interacciones intestino-cerebro” que se asocian con el control del apetito.

Como un último hallazgo los investigadores encontraron pruebas sobre una “subred cerebral” que parece tener una gran influencia en la capacidad de perder peso, con menos éxito con el paso del tiempo. De manera sorprendente se descubrió que la corteza visual, es el área más activa del cerebro y la cual se asocia directamente con la sensación de saciedad y hambre. Es por ello que se comprobó que la información visual es un factor importante que desencadena comer en exceso e inclusive el tipo de alimentación que seguimos.

Con base en lo anterior resulta mucho más fácil entender la razón por la cual al mirar una jugosa hamburguesa con queso, de manera instantánea podemos sentir como se nos hace agua la boca. Esto comprueba que los ojos se relacionan direcatemente con el deseo de comer, es por ello que en numerosas ocasiones pueden jugar en nuestra contra y hacernos comer de más y sobre todo alimentos ricos en calorías, que se relacionan con diversos efectos nocivos. Es por ello que un buen inicio para adelgazar con éxito radica en hacer una limpia en la cocina y deshacernos de cualquier producto calórico que pueda llamar la atención de los ojos.

Bien dicen que el amor entra por los ojos y por lo visto también el sobrepeso. La buena noticia es que existen alimentos muy saludables y de gran potencial terapéutico, que son increíblemente atractivos a la vista.